Marruecos afirma que quiere reanudar las negociaciones con el Polisario.


Madrid, 04/09/2018 - (El Confidencial Saharaui).


Marruecos insinúa en un documento oficial abrir las negociaciones sobre el Sáhara Occidental.





Kohler junto a Burita7agencias.






Marruecos insinúa en un documento oficial abrir las negociaciones sobre el Sáhara Occidental con el nuevo Enviado Especial de la ONU para el Sáhara Occidental, Horst Köhler. Marruecos se vio obligado a sentarse en la misma mesa con los saharauis, según se sobreentiende en un documento oficial emitido por su representación política en Nueva York.

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación marroquí, Nasser Burita, junto a Köhler expresó la intención de Marruecos de reiniciar las negociaciones, estancadas desde 2007, con el Frente Polisario.

La carta enviada al Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, aclaró, además, que Marruecos "está comprometido a cooperar plenamente con la ONU", así como con su nuevo enviado.

El pasado 5 de febrero, el ministro de Exteriores de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Mohamed Salem uld Salek, dijo en Argel que la RASD, tras la reunión con Köhler, estaba lista para entablar negociaciones directas con Marruecos.

No es habitual que Marruecos anuncie públicamente su deseo de negociar sobre el Sáhara Occidental, pero en esta ocasión la carta, a la que tenemos acceso, fue precisa y explicó la visión del reino para la solución del conflicto a base de las negociaciones, donde también llamó a la ONU a convocar a todas las partes implicadas.




Marruecos ha anunciado ya oficialmente, a través de esa carta, que entablará negociaciones con el Frente Polisario pero siempre bajo su plan de autonomía propuesto para la región, algo que el Frente Polisario rechaza, reiterando que el estatus del Sáhara Occidental debe decidirse a través de un referéndum de autodeterminación que pueda conducir a la independencia.

Respuesta a la propuesta de la ONU

El Enviado Especial para el Sáhara Occidental informó días anteriores al Consejo de Seguridad que Marruecos y el Polisario debían negociar directamente sin condiciones previas para lograr una solución "justa, duradera, "realista" y mutuamente aceptable por las dos partes" que permita la autodeterminación del pueblo del Sáhara Occidental.

Marruecos ha propuesto un plan de autonomía regional para el territorio, en tanto que el Polisario se centra en un referéndum de autodeterminación en el que los saharauis decidan sobre su futuro.