Los Científicos están trabajando para que llueva en el Sahara.










Madrid, 14/09/2018. -(El Confidencial Saharaui). (Rd/T5 agencias).


Reuters.


Es el desierto cálido más cálido del mundo. El paisaje abrasador del Sahara se caracteriza por los kilómetros de arena, el calor y la sequedad. Sin embargo, una nueva investigación de la Universidad de Illinois ha descubierto que las granjas solares y eólicas que se están instalando en el lugar para aprovechar los recursos podrían traer lluvia y vegetación.

“Descubrimos que la instalación a gran escala de parques eólicos y solares puede traer más precipitaciones y promover el crecimiento de la vegetación en estas regiones”, ha afirmado la científica atmosférica Eugenia Kalnay. Según han publicado, “el aumento de la lluvia es una consecuencia de las complejas interacciones tierra-atmósfera que ocurren porque los paneles solares y las turbinas de viento crean superficies de tierra más ásperas y más oscuras”.

Los científicos ya sabían que las granjas eólicas y solares tenían efectos sobre el calor y la humedad, pero no cómo se desarrollarían si se construyera un complejo enorme. 





La instalación de este tipo de granjas en el lugar tiene numerosos beneficios, ya que supone una gran oportunidad de suministro natural de energía solar y eólica, está escasamente poblada y los humanos no utilizan el lugar para otras actividades.
El estudio revela que este tipo de instalaciones no solo mejorarían las energías renovables, sino que transformaría todo el ambiente.

“Los resultados de nuestro modelo muestran que las granjas solares y eólicas a gran escala en el Sahara duplicarían con creces las precipitaciones en el lugar”, ha afirmado el autor principal del estudio, Yan Li, en unas declaraciones recogidas por la página web de la universidad.
La construcción de este tipo de infraestructuras no será fácil, ya que tendrían que tener aproximadamente el tamaño de China o Estados Unidos. 





Una hazaña que además supondría la eliminación de la dependencia de los combustibles fósiles.