La mujer en el Sáhara sufre la tortura, la cárcel y la violencia del régimen marroquí.


El Aaiún, 12/09/2018.- (El Confidencial Saharaui)- Agencias/Agencias.





Las mujeres saharauis sufren la tortura, la cárcel y la violencia del régimen marroquí ante el silencio de la comunidad internacional.



La activista saharaui Sulatana Jaya/La Opinión


La Asociación Canaria de Amistad con el Pueblo Saharaui y la Comunidad Saharaui residente en Tenerife han denunciado hoy que la activista saharaui Sultana Jaya ha sido víctima de torturas por parte de la policía de Marruecos durante las protestas en El Aaiún, capital del Sahara Occidental.

Según las citadas asociaciones, más de un centenar de saharauis han resultado heridos durante las protestas que, desde el martes pasado, la población saharaui lleva a cabo en El Aaiún para denunciar ante la visita de la comisión europea (CE) el expolio de los recursos naturales del Sahara por parte del régimen marroquí.








Entre las víctimas de esos enfrentamientos destaca el caso de Sultana Jaya, quien aseguran que el jueves pasado fue encontrada inconsciente y torturada después de que los agentes policiales de Marruecos disolviesen las protestas.

Sultana Jaya fue trasladada a un hospital, donde un médico marroquí dijo que su cuerpo "había recibido duros golpes, sobre todo en el tórax, lo que le provocó daños en el hígado, costillas rotas, encharcamiento en los pulmones, y hemorragia interna que afecta la superficie del corazón".

La familia de Sultana Jaya, añaden las citadas organizaciones, "ante los reiterados casos de mala práctica médica que le ha costado la vida a otros activistas saharauis al ser ingresados en hospitales marroquíes, se la ha llevado a su casa donde es tratada con medicina tradicional saharaui".

La Asociación Canaria de Amistad con el Pueblo Saharaui y la Comunidad Saharaui residente en Tenerife señalan que no es la primera vez que Sultana Jaya es agredida por la policía marroquí y, además de denunciar la "brutalidad del régimen de ocupación ilegal de Marruecos", critican el silencio del Gobierno de España y del Ejecutivo de Canarias.