España, Francia y Portugal intervendrán en el Parlamento europeo contra los saharauis.






Madrid, 14/09/2018. - (El Confidencial Saharaui). Agencias.






El Mapa del Sáhara occidental/ El País 

En diciembre de 2015 y febrero de 2017, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea publicó una sentencia anulando el Tratado de Libre Comercio que incluye productos agrícolas o pesqueros siempre que se aplicara al Sáhara Occidental.

En las sentencias, el Tribunal afirmó que el Sáhara Occidental “no está incluido en las fronteras internacionalmente reconocidas de Marruecos, y que “el Reino de Marruecos no tiene ningún mandato concedido por la ONU o por otra institución internacional para administrar el Sáhara Occidental".




Enfrentado a un furioso Marruecos, que amenaza con poner fin a toda cooperación con la Unión, la Comisión Europea cerró el 20 de julio un acuerdo
 con el Gobierno marroquí para la ampliación del acuerdo pesquero incluyendo los territorios saharauis. 

Ahora resulta que un puñado de estados miembro de la UE intervendrán en la ratificación del acuerdo, por tanto a favor de la posición de Marruecos, para intentar eludir al Tribunal y violar su decisión. La votación tendrá lugar durante una sesión del Parlamento europeo a finales de diciembre.

Los europeos han indicado que España, junto a Francia de Macron y Portugal, votarán en el Parlamento a favor de la ratificación de dicho acuerdo. Esto también lo confirmó 'L'e Soir. El hecho de que España declare a favor de la posición de Marruecos es asombroso.

La sentencia, dictada el 14 de julio de 2014 por el Tribunal Supremo de la Justicia de España, afirma literalmente que los Acuerdos de Madrid de 1975 que repartían el por entonces Sáhara Español entre Marruecos y Mauritania “es nulo y sin efecto legal”.

Es más que vergonzoso que España, con la responsabilidad histórica que tiene con el pueblo del Sáhara Occidental, elija ponerse del lado de Marruecos, que invadió brutalmente y se anexó el país de los saharauis y continúa reprimiendo a la población.

También ha habido indicios de que Alemania y Bélgica pudieran estar considerando intervenir a favor de Marruecos, según las fuentes cercanas.








Por su parte WSRW (Western Sahara Resourse Watch) ha documentado que bienes procedentes del Sáhara Occidental son exportados a la UE. Garantizando las reducciones arancelarias a productos con origen fuera de Marruecos gracias al acuerdo, la UE aplica una posición muy diferente a la de EE.UU.

Suecia, Holanda, Gran Bretaña e Italia declararon que el tratado de comercio de la UE bajo la sentencia del Tribunal de Justicia Europeo no puede incluir bienes del Sáhara Occidental. Por lo tanto no votan a favor de Marruecos.

La ONU está tratando de negociar la paz ante del final de este año en el Sáhara Occidental entre Marruecos y el Frente Polisario, interlocutor legítimo, pero Marruecos ha rechazado la propuesta de Kőhler.