¿Construir un muro en el Sáhara? - ¡Eso es una locura!. Marruecos lo hizo.


Madrid, 20 sept. - (El Confidencial Saharaui).




The Guardian/traducción ECS.


Muro marroquí en el Sáhara Occidental 

Desde que Marruecos invadió militarmente el Sáhara Occidental en 1975, ha construido una barrera en el desierto de 2.700 km que mantiene a los saharauis -que buscan la independencia- lejos del oeste, rico en recursos.

Está hecho de arena, patrullado por más de 100.000 soldados marroquíes. Fue diseñado para mantener a los saharauis que buscan la independencia, lejos de la parte oriental del desierto y de los recursos naturales de la región.

Esta barrera de arena, construida entre 1980 y 1987, separa el Sáhara Occidental ocupado por Marruecos de los territorios liberados por el Frente Polisario. Es la frontera entre la tierra fértil y el desierto; también la línea que a menudo separa la vida y la muerte.




Marruecos ha ocupado su vecino del sur - el Sáhara Occidental- desde 1975, cuando España, la potencia colonial se retiró, y el país del norte de África libró una guerra de 16 años con el Frente Polisario -movimiento saharaui que busca la autodeterminación del pueblo saharaui-.

"Cuando Trump surgió a Borrel construir un muro en el Sáhara para frenar la inmigración ilegal, ¿ha evaluado el efecto del muro en el Sáhara Occidental"?, se pregunta Manuel Devers, representante legal del Frente Polisario, señalando que el campo minado que corre junto a la berma incluye algunas de las minas terrestres que más contaminación producen en el mundo.

"Marruecos decidió invadir el resto del Sáhara Occidental debido a sus recursos naturales; fosfatos y pesca. "El Sáhara Occidental tiene los recursos pesqueros más importantes de toda África", dijo Devers. Una señal de advertencia de minas terrestres en el Sáhara Occidental. Se estima que el muro del Sáhara es el campo de minas continuo más largo del mundo.

El Sáhara no necesita un muro, necesita prosperidad económica.


Las naciones europeas están tratando de encontrar formas de mantener el número de migrantes llegando a sus fronteras; muchos de ellos provienen del África subsahariana y toman el "camino de regreso", a través del desierto. El año pasado, Italia llegó a un acuerdo con las milicias en la frontera entre Libia y Níger para detener la trata de personas. Las milicias son proactivas y están motivadas por los beneficios financieros, mientras que los muros no son efectivos.

"Los muros no son disuasivos ", dijo Philippe Frowd, especialista en seguridad, migración y el Sahel en la Universidad de Ottawa (Canadá). "Trump está planteando preguntas importantes por accidente".




"Un muro como el que propuso el presidente de EE.UU. Tendría que cruzar al menos cinco países (Sáhara Occidental, Mauritania, Malí, Níger y Libia) y muchas rutas comerciales importantes", dijo Frowd. Según él, las sugerencias de Trump ignoran los profundos vínculos entre el norte y el oeste de África. "La UE tiene algo mejor que un muro: tiene el mar Mediterráneo y la asociación de gobiernos como el de Níger. Los números son bajos, parece estar funcionando ", dijo Frowd.

Tras más de dos décadas desde el fin de la guerra entre Marruecos y el Frente Polisario, la tierra sigue enterrando vidas. Sólo en lo que va de año la ONG Llamamiento de Ginebra ha registrado 34 víctimas de minas en la parte liberada. “La mayoría son nómadas, pastores o niños que confunden los explosivos con juguetes”.