Podólogos colaboran con una misión en campamentos de refugiados saharauis.


EP - Redacción.

Pamplona, Martes, 7 de Agosto. - ( El Confidencial Saharaui). 2018 - Actualizado a las 11:34h.


Comisión quirúrgica de cooperantes que viajará a Tindouf.






El Colegio de Podólogos de Navarra realizó hace unos meses una campaña de recogida de material para los campamentos saharauis. La institución "respondió así a una iniciativa de los compañeros de la Asociación Española de Cirugía Podológica (AECP), los cuales viajaron a los campamentos de Tinduf, en Argelia, para prestar su ayuda".

Según el presidente del Colegio navarro, Luis Ángel Arigita, "los podólogos navarros aportaron su pequeño granito de arena enviando material fungible y medicamientos". Después, el Colegio centralizó la recogida y envió el material a la AECP.

Según ha informado la institución en un comunicado, la colaboración se realizó a través de la ONG Solidaridad Gallega con el Pueblo Saharaui (SOGAPS). Ésta "suele organizar misiones sanitarias en campos de refugiados saharauis y, por ello, contactaron con la AECP en busca de apoyo". El vicepresidente de la asociación, Rafael Rayo, organizó la recogida de materiales y el reclutamiento de voluntarios entre los asociados.

La iniciativa consistía en "trasladar a grupos de podólogos especializados en cirugía a dos 'wilayas' (denominación que reciben los campos de refugiados) para desarrollar una actividad asistencial con todos los instrumentos, utensilios y materiales necesarios para el desempeño de esta tarea".

El material sanitario recogido superó las 50 cajas, cuatro de las cuales fueron aportadas por los podólogos navarros. "El Colegio de Navarra aportó bastante material, sobre todo de curas y fármacos", ha destacado Rafael Rayo.

Además del Colegio navarro, también aportaron material otros colegios, asociaciones y hospitales. El Área Clínica de Podología de la Universidad de Sevilla también colaboró en la logística del material recogido y su envío a Vigo, punto de salida de la expedición, que voló desde allí hasta Tinduf.

Como ha destacado Rayo, "en los campos nunca habían visto un podólogo, y menos un podólogo especializado en cirugía, por lo que muchos pacientes fueron atendidos de diversas dolencias podológicas que llevaban lustros sufriendo sin saber a quién acudir".

En los campos existe una infraestructura sanitaria "mínima pero adecuada". El problema es "la falta de personal sanitario, por lo que son dependientes de la llegada de personal sanitario cooperante".

Este viaje, "que muchos podólogos llevaban haciendo de forma individual desde hace años", supone "la primera vez que un grupo grande vinculado a una sociedad científica organiza una experiencia así como respuesta a la petición de una ONG". "A partir de esta primera toma de contacto, hay otras ONG que se han interesado por nuestra participación en proyectos futuros", ha afirmado el doctor Rayo.