OPINIÓN | Reivindico mi islamismo y ser respetada, lleve o no velo.


Amnat Thawra

Madrid, agosto 11, 2018. - ( El Confidencial Saharaui)Sí




Ser mujer musulmana y llevar velo no es sinónimo de ser mujer oprimida, pasiva o sumisa.



Nasra Amah Iahdih Said/Fundadora de Amnat Thawra. 



Como nos tiene acostumbrado el patriarcado occidental, el rechazo a lo musulmán siempre -o casi siempre- se articula a través de la mujer musulmana -especialmente aquella que lleva velo, hiyab, burka, melhfa etc. Su retrógrada visión sobre la mujer musulmana es ¡tan simple!. Nos representan como mujeres subdesarrolladas e incluso analfabetas, ¿cómo es posible tener una visión tan simplista? Si, lo es, porque en Occidente la población no está tan avanzada como nos hacen creer. Esa población que cree que una mujer que lleva velo o se cubre es un ser pasivo o reprimido sexualmente, es la que vota los mismo políticos que le roban, es la que dice: 


  • “Prefiero que me roben los míos que otros” -una frase un tanto peligrosa-. Es la que está inmersa en la ignorancia y la pobreza intelectual. Es la que no acepta al diferente y no es capaz de conocer sus costumbres y su religión. Es esa parte de la población fácilmente manipulable.

Esa visión sobre la mujer que se cubre se debe a las agendas coloniales que EE.UU tuvo como propósito cuando invadió Irak. Según ellos, iban a hacer de la mujer musulmana -la que se cubre- un ser más libre. ¿A caso ellos entienden lo que es libertad? ¿Cómo los occidentales osan decirle a una mujer musulmana que debe o no llevar? ¿Es que no entienden que lo que es libertad para ellos, no lo es para nosotros? La libertad es un concepto muy poco entendible y muy utilizado por los simplistas. La libertad es algo muy abstracto y variable según el lugar en el que estés. Definirlo como libertinaje -para los simplistas musulmanes- o como algo en el que hay que dejar de lado tu tradición/religión -para los simplistas occidentales- es no entender nada.



Sí, la libertad es algo abstracto y variable, pero ese término tiene un significado universal que es LA VOLUNTAD, es decir, hacer lo que tú quieras o creas conveniente para ti, no lo que los demás te impongan.


  • Debido a los estereotipos que constantemente nos bombardean los Medios de Comunicación -que ya en mi post anterior he indicado que los estereotipos están hechos para vagos- que, si a eso le añades las carencias culturales y la inmensa falta de curiosidad que padece la mayor parte de la ciudadanía occidental, tenemos como resultado final; la xenofobia y por consiguiente la islamofobia.

El patriarcado occidental cree que la liberación de la mujer es la cosificación. Entiende que la mujer es un mero objeto y que su única utilidad es “exhibir su belleza”, si te sales de ese rol -mujer delgada, maquillada, depilada y siempre con sus tacones” serás catalogada como una“amargada”, “mal f…” entre otras lindezas. Lo cierto es que los Medios de Comunicación de forma masiva, representan a la mujer como un ser hecho para el consumo -al que puedes o debes desear y usar- ignorando así, cualquier habilidad o cualidad intelectual. La historia occidental, ha sido y sigue siendo muy injusta con las mujeres, en filosofía nunca se hablará de Simone de Beauvoir (1908-1986) o de Hannah Arendt (1906-1975) entre muchas otras filósofas, pero sí, te hablarán de Aristóteles -al cual adoro y es mi debilidad a pesar de su opinión sobre la mujer- y de su teoría sobre la mujer, que según él, la mujer es un mero ser reproductivo -¿os suena de algo ésta teoría? indagar y lo descubriréis- y sumiso, incluso se atrevió a decir que la mujer tenía complejos del hombre por no poseer “su aparato reproductor” es por ello que era un ser incompleto -…en fin, para qué seguir-.


_____________________________________
Nasra Amah Iahdih Said/Columnas
__________________


Definición: cosificación de la mujer, es cuando se utiliza a la mujer como un mero objeto para consumir.

Mientras que el patriarcado árabe cree o entiende que el bienestar de la mujer es cumplir sus normas -que no las del islam, pues la religión es igualitaria- donde la mujer, debe cumplir con los cánones establecidos por la sociedad árabe -musulmana-. Porque de no cumplirlos, es acusada de promover el libertinaje, será humilladas y se le aislará -especialmente si ésta no se cubre el pelo-.

Señores/as, profesar la religión musulmana NO está reñido con la reivindicación de los derechos de la mujer musulmana, en especial, con la igualdad de la mujer frente al hombre. Que el patriarcado haya o ha interpretado el sagrado libro -el Corán- a su conveniencia, es otra cosa.

Lo que no debemos permitir las mujeres es que ese patriarcado se apodere de nuestras decisiones escudándose en la religión. No se engañen, ese patriarcado opresor, habla en nombre de la religión por su propio interés. Es el caso de la poligamia, el Corán habla de éste fenómeno, pero aclara que llevarlo a cabo es una tarea casi imposible.

En ningún versículo del Corán, se habla de la mujer como menor de edad. Esa idea señores/as, es impuesta por el patriarcado opresor, al que le conviene que la mujer siga siendo un sujeto manejable, porque teme ser superado por ella. El Islam es liberador para la mujer que quiere que su modo de vivir sea la religión.

Lo que no se puede tolerar es imponer a la mujer un determinado modo de vida a base del descrédito. Del temor al qué dirán etc

El patriarcado occidental no tiene derecho ni legitimación alguna de cuestionar a la mujer árabe que desee como forma de vivir la religión y menos todavía, desacreditarla.

La melhfa es todo un mundo. Para los saharauis la melhfa está hecha de historia, es un símbolo -además de religioso- para nosotros/as. La melhfa es la identidad del pueblo saharaui, especialmente para la mujer. Estoy totalmente segura de que ése símbolo tan maravilloso y lleno de relatos, lo defendemos TODAS las saharauis. Todas nos lo ponemos -algunas lo hacemos cuando NOS da la GANA, siendo eso, una decisión legítima que sólo nos compete a nosotras- . ¿a caso quitarme la melhfa es liberarme? Permítete decirte misógino que si piensas así, es que crees que la melhfa me oprime. Y no, la mehlfa no me oprime, porque yo libremente decidido ponérmela. No me exijas cuándo o no ponérmela.

Como pueden apreciar la mujer siempre es el objeto de crítica. Se nos imponen modales por el simple hecho de ser mujeres, no por tradición, no por religión. No se engañen.

Ambos patriarcado -incluso todos- nos exigen determinadas normas -siempre a su conveniencia- a base del descrédito. Nos manipulan, introducen en nuestra conciencia el miedo, nos atemorizan para que no actuemos, para no levantar nuestra voz. Todos los patriarcados tienen como fin la sumisión de la mujer. No se engañen, la sumisión o la no libertad de la mujer NO es la religión -como algunos defienden- tampoco lo es la “occidentalización” -ya me entendéis-, es nada más y nada menos, no permitir que la mujer por sí misma decida su modo de vivir.

FEMINISMO=VOLUNTAD

¿Quién eres tú para decirle a una mujer cómo debe vivir? ¿quién soy yo como mujer para decirle a mi hermana cómo deben ser sus modales?

Esto no se trata de imponer un determinado punto de vista, no, ya que justamente es contra eso que luchamos las mujeres. Se trata de hacerte reflexionar, se trata de que luches por tu igualdad, de que no te dejes amedrentar por ese misógino que tienes a lado. Se trata de suprimir las imposiciones del patriarcado a nivel global.

Señores/as la libertad no es libertinaje, la libertad no es “ir desnuda” como algunos simplistas defienden, la libertad no es quitarte el hiyab, tampoco es cosificarte en los Medios, mientras el hombre va completamente vestido, no puedes permitir que se te exponga en los videoclips como si de un museo se tratara, defiéndete contra esos que quieren imponerte una vestimenta determinada, una forma de vivir concreta. Tienes habilidades y cualidades suficientes para establecerte a ti misma cómo y de qué manera vivir. Sumisión es que tú, misógino me digas dónde ir, cómo ir y de qué manera. Sumisión es que tenga que pedirte permiso para decidir sobre mí. Sumisión es que me ancle en tu opresión.