OPINIÓN | Mi melhfa no es vuestra decisión.


Madrid, 26/08/2018. - ( El Confidencial Saharaui).

Opinión de Salka Hamma/ Amnat Thawra.

Salka Hamma Abdalahi miembro de Amnat Thawra/ ECS.


Habitualmente suelo mantener conversaciones con mis compañeras Saharauis sobre temas que nos inquietan a unas y otras. Y recientemente como una de las muchas veces, tratamos el tema de la vestimenta de la mujer Saharaui ; la melhfa.

Todas partimos con la misma base de que esa tela colorida y alegre, es algo que nos encanta, pero acabamos coincidiendo en que por imposición llegábamos a odiarla. Y odiar algo que forma parte de toda una historia por convicción ajena, era algo grave.

Hablamos sobre el poder de la melhfa. De cómo una tela podía medir nuestro honor o incluso nuestra lealtad a lo que era ser Saharaui. Era algo que escapaba a nuestra lógica.

Habíamos visto como en repetidas ocasiones diferentes mujeres saharauis con el mismo mensaje, pero diferente atuendo, causaban revuelo. Veíamos como aquella que portaba la melhfa y hablaba en cualquier conferencia o charla sobre el Sáhara, era considerada una saharaui digna de admirar.


________________________________________
______________________


Todo lo contrario a aquella que no la llevaba, la cual debía recibir mensajes cómo "Tápate","eso es pecado", "no me representa como saharaui", o incluso "no puedes hablar del Sahara sin llevar la melhfa".

La Melhfa tanto como La Darrá son vestimentas culturales saharauis, por ende deberían portar la Darrá todos los hombres Saharauis, porque no pueden hablar sobre el Sáhara ni representar su lucha sin ella ¿no?
La Melhfa es nuestra. Por y para nosotras. Nos queremos apropiar de ella. La Melhfa es nuestra. Y nosotras no la ponemos y quitamos cuando queramos.

Las mentes ignorantes y retrógradas deben entender que las imposiciones que nos hacen constantemente, solo harán que sigamos con nuestro mensaje. No podéis apropiaros de algo tan nuestro como la Melhfa.

No podéis medir nuestro honor e integridad por una tela.

Porque no habrá revolución sin evolución de conciencias.