Marruecos defiende ante países africanos los traslados masivos de emigrantes.




31 Agosto, 201812:53

Agencias

Rabat, 31 ago (EFE).- (El Confidencial Saharaui).


El gobierno marroquí defendió este jueves ante los embajadores de países africanos en Rabat los traslados masivos de emigrantes irregulares desde las regiones del norte de Marruecos hacia ciudades del sur del país, según contaron hoy a Efe fuentes presentes en la reunión.

En el encuentro participaron los ministros de Exteriores, Naser Burita; Interior, Abdeluafi Laftit, y el ministro delegado de Emigración, Abdelkrim Benatiq, además del presidente del Consejo Nacional de Derechos Humanos, Dris Yazami.

La reunión tenía como objetivo explicar la reciente oleada de detenciones de emigrantes subsaharianos por parte de las fuerzas de seguridad marroquíes desde las regiones del norte (de Tánger hasta Alhucemas) donde esperan el momento propicio para pasar hacia España, ya sea por mar o saltando las vallas que rodean Ceuta y Melilla.

Además, y según fuentes gubernamentales, los embajadores pudieron escuchar que estas detenciones "no invalidan ni contradicen" la política migratoria de Marruecos de regularización de inmigrantes, iniciada en 2013 y que ya ha legalizado a más de 50.000 personas, junto a las políticas para su integración social.

Los traslados, que solo en la región de Tánger han afectado a entre 1.500 y 1.800 emigrantes, "son acordes a la ley marroquí", explicó a Efe Dris Yazami, mensaje que fue trasladado a los embajadores africanos, quienes por su parte "no vieron objeciones", aseguró Yazami.

Los emigrantes han sido por el momento realojados en ciudades más al sur como Rabat, Casablanca, Beni Melal o Tiznit, aunque otra fuente gubernamental no ocultó que el plan es enviarlos a sus países respectivos.

Para ello, cada embajada africana ha nombrado a un coordinador que se encargará de identificar a sus nacionales y preparar así las operaciones de repatriación "en pequeños grupos de diez o quince personas", unas operaciones financiadas enteramente por Marruecos, todo ello "en total respeto de la ley y los derechos humanos y tratando caso por caso", aseguró la fuente oficial.

La Organización Internacional de Migraciones (OIM), que tiene abierto un programa de "retornos voluntarios" de emigrantes a sus países, no ha sido asociada a esta última campaña, según confirmaron a Efe fuentes del gobierno y de la OIM.

La fuente gubernamental insistió en que las redes de tráfico de emigrantes "son muy dinámicas y ganan mucho dinero", y ante ellas el gobierno tiene el derecho de defenderse aplicando la ley "en interés de los propios emigrantes".

Tras la reunión explicativa con el cuerpo diplomático africano, los responsables gubernamentales celebraron otra similar con los embajadores de la Unión Europea para exponerles los mismos argumentos y recordarles la petición marroquí de que la UE se implique más en la ayuda a Marruecos para luchar contra la emigración clandestina.

Este mismo jueves, en una conferencia de prensa, el portavoz del Gobierno marroquí, Mustafa Jalfi, lanzó un nuevo llamamiento a la UE: "Marruecos no puede hacerse cargo solo de este peso (de la emigración). Es una responsabilidad compartida. Nuestros socios europeos están invitados a una mayor receptividad", dijo.