John Bolton, un "conservador" de la era Bush que enfada a Marruecos.



Nueva York, 30/08/2018. - ( El Confidencial Saharaui). Redacción ECS.

Por M.S (Washington).


John Bolton. Nuevo asesor de los Estados Unidos


Después del Reino Unido, la presidencia rotativa del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas está en este mes al cargo de los Estados Unidos. La diplomacia estadounidense tiene intención de dejar huellas sobre la cuestión del Sáhara Occidental en su paso al frente del organismo internacional. Para este fin, Nikki Haley, su representante ante ONU, se reunió el pasado 24 de agosto con el Secretario General de la ONU; Antonio Guterres, para preparar la agenda para este mes de septiembre incluyendo el tema del Sáhara Occidental en su agenda.

Se espera que la cuestión de Irán, el conflicto en Siria, Palestina y Yemen serán los temas destacados en las reuniones en el Consejo. Pero la cuestión del Sáhara Occidental también se encuentra entre las prioridades de Washington. La descolonización del territorio es de particular interés para el nuevo Asesor de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, John Bolton.

El nuevo consejero de Seguridad Nacional es algo más que un halcón conservador, fue uno de los nombres más significados en la fracasada invasión de Irak por parte de George W. Bush. Partidario de romper el acuerdo nuclear con Irán, ha defendido un ataque preventivo en Corea del Norte y, cuando estaba en la Administración en 2002, acusó equivocadamente a Cuba de haber desarrollado armas biológicas. Pero esta vez, los saharauis estiman que es la clave para sacar el conflicto de su punto muerto.


      _________________________________

《Desde su nombramiento en este cargo en marzo pasado, Bolton tiene la intención de influir en el transcurso del proceso de paz del Sáhara Occidental.》
         __________________________________



De hecho, la mayoría de los saharauis creen que Bolton tiene la intención de sopesar toda su influencia en el proceso de paz. Poco a poco, logró apropiarse del problema del Sáhara en detrimento del Departamento de Estado.

Previamente, el conflicto del Sáhara Occidental fue tratada a lo más alto nivel en EE.UU. El Pentágono y la CIA solo fueron solicitados en momentos de alta tensión, como los de 2013 y la crisis en Guerguerat.

EE.UU (miembro del grupo de amigos del Sáhara Occidental) se ha mostrado a favor de avanzar en la solución del conflicto con una resolución que vaya más allá de una simple prórroga técnica de la MINURSO, cuyo mandato expira el próximo 31 de octubre. Marruecos ha fracasado en su intento de impedir que la ONU pueda ejercer su labor en la zona. De momento, el Frente Polisario ha aceptado explorar la propuesta de Kőhler sobre reiniciar las negociaciones, mientras que Marruecos sigue rechazándola de forma rotunda, alegando que sin Argelia, no habrá diálogo. El embajador marroquí ante la ONU, Omar Hilale, reiteró su rechazo hacia la operación diseñada por Kőhler y con el visto bueno de todos los miembros permanentes del Consejo de Seguridad, ya que "tanto el contenido del plan como el procedimiento van en contra de los intereses nacionales de Marruecos". 

Por primera vez, el pasado 29 de abril, durante la reunión de la ampliación de la Minurso, Nikki Haley citó las declaraciones de John Bolton que datan de 2006 con respecto a su oposición a la extensión indefinida del mandato de la MINURSO. Un claro mensaje subliminal destinado a Marruecos. Cuatro meses después, el 8 de agosto, Bolton es nombrado como el interlocutor privilegiado de la administración Trump de la la cuestión del Sáhara Occidental cuando se reunió con el enviado especial de la ONU para la región, Horst Köhler, solo unas horas antes de la reunión, a puertas cerradas, del alemán con el Consejo de Seguridad.

Tras la reunión con los quince miembros del organismo internacional, el enviado personal del Secretario General de la ONU se mostró más firme y decidido. Kőhler cita a Marruecos y al Frente Polisario a reiniciar cuanto antes las negociaciones antes del fin de este año. 

En su discurso del trono, el rey de Marruecos, Mohamed VI, no abordó este punto ni mencionó la cuestión. "Por el momento, Marruecos está tratando de evitar cualquier confrontación directa con John Bolton", según varias fuentes diplomáticas y expertos. Pero, ¿por cuánto tiempo tendrá Rabat éxito en posponer esta fecha límite?.