UA propone un "mecanismo africano" para ayudar a resolver el conflicto en el Sáhara Occidental.



Nouakchott, 01/07/2018 - ( El Confidencial Saharaui).


Moudsa Faki Muhammat/AFP



El presidente de la Comisión de la Unión Africana, Moussa Faki Mahamat, presentó este domingo en Nouakchott un amplío informe sobre el conflicto entre Marruecos y la República Árabe Saharaui Democrática (RASD). Faki aboga por la creación de un mecanismo africano que, sin embargo, no reemplazaría los esfuerzos de las Naciones Unidas.

Probablemente fue el incidente más esperado de la 31ª cumbre de la Unión Africana (UA) , que se inauguró este hoy 1 de julio en Nouakchott. El Presidente de la Comisión, Moussa Faki Mahamat, presentó a las delegaciones presentes un informe de siete páginas destinado a revivir el proceso de paz entre Marruecos y la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

El plan africano para la resolución del Conflicto se basa en una serie de entrevistas realizadas en los últimos meses. Por un lado, con el Rey de Marruecos, Mohammed VI, y su Ministro de Asuntos Exteriores (en Rabat, del 5 al 6 de junio); por otro lado, con el presidente de la RASD, Brahim Ghali, y su ministro de Asuntos Exteriores (en los campamentos de refugiados saharauis, el 19 y 20 de junio). Pero también con el primer ministro argelino Ahmed Ouyahia y su ministro de Asuntos Exteriores (11 y 12 de marzo) o con el presidente mauritano, Mohamed Ould Abdelaziz, a fines de marzo. Partes implicadas en el conflicto.

El conflicto en el Sáhara Occidental amenaza el funcionamiento de la Unión Africana (UA).

"El conflicto del Sáhara Occidental ha durado demasiado", señala el informe. Esta situación ha entrado en una etapa donde, más allá de sus bien conocidos efectos negativos a nivel regional (...), también amenaza el funcionamiento de la UA y obstaculiza la implementación de su agenda. Esta situación no puede ser tolerado", añade el informe.

El Presidente de la Comisión de la UA propone, también, que África participe en este proceso. Para eso, propone la creación de un mecanismo africano que dependería directamente de los jefes de estado para "permitir que la UA brinde un apoyo efectivo al proceso auspiciado por las Naciones Unidas". El objetivo es la reanudación de las negociaciones directas entre las partes en conflicto para "alcanzar a una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable, que permita la autodeterminación de la población del Sáhara Occidental", recalca.

Este mecanismo, en caso de ser aceptado por los jefes de estados miembros, estaría compuesto por un grupo de líderes superiores y / o jefes de estado de la UA. Sin embargo, su constitución exacta aún no se ha determinado.

Moussa Faki Mahamat también propone a los Jefes de Estado de la UA que hagan un llamamiento a todos los países, especialmente a los países vecinos, para que "contribuyan al éxito del enfoque africano propuesto".

Sin embargo, el informe insiste en que este mecanismo no reemplazará en ningún momento el proceso de las Naciones Unidas emprendido desde la firma del alto el fuego, actualmente dirigido por el ex-presidente alemán Horst Köhler. De hecho, Marruecos ha indicado que, en su opinión, "la UA misma se había excluido de los esfuerzos para encontrar una solución" al reconocer la RASD y "advirtió contra los riesgos de un proceso paralelo ".



Texto de JeuneAfrique ( Francés), traducción al castellano por El Confidencial Saharaui