Presidente de la República participa en las conmemoraciones por los 56 años de Independencia de Argelia.


Tinduf, 04/07/2018 - ( El Confidencial Saharaui).


Presidente Brahim Gali a su llegada al aeropuerto de Tinduf/ECS



Argelia conmemora cada 5 de julio el Aniversario de su Independencia, que tuvo lugar en el año 1962. En este contexto, el Presidente de la República, Sr. Brahim Gali, participa en las actividades en la ciudad de Tinduf como homenaje al importante hito histórico para el principal país aliado del Sáhara Occidental.

El día de la Independencia de Argelia es una ocasión especial para ratificar, desde el Gobierno de la RASD, un reconocimiento a quienes forjaron la historia y la memoria por consolidar una nación con altos valores cívicos y democráticos en el norte de África.

Argelia celebra este jueves cinco de julio sus 56 aniversario de independencia, luego de enfrentar un proceso de guerra durante los años 1954 y 1962 entre el Frente Nacional de Liberación de Argelia (FLN), - una coalición de partidos opuestos al gobierno europeo que eran reprimidos sistemáticamente - y la colonización francesa establecida en el país desde 1830.

Desde el siglo XVI, Argelia había sido una provincia del Imperio otomano, que por 1830 atravesaba una profunda crisis política y económica. Bajo el pretexto de la piratería habitual en el mar mediterráneo por parte de argelinos, más un conflicto diplomático, Francia invadió y se anexó Argelia. Además de soportar la afrenta de ser gobernados por un poder extranjero no musulmán, muchos argelinos perdieron sus tierras con el nuevo gobierno o con los colonos.

La Constitución de 1946, que estableció la IV República en Francia, hizo que el conjunto de territorios que habían conformado su poder colonial pasara a denominarse Unión Francesa, que recalcaba que cualquiera que fuera el régimen jurídico de cada territorio (departamento, colonia, protectorado), y cualesquiera que fueran los objetivos para el desarrollo económico y cultural, siempre prevalecería un principio, el de la unión entre los territorios de ultramar y la Francia metropolitana, lo que impedía cualquier pretensión de independencia o de autogobierno en los territorios de ultramar.

Sin embargo, el pueblo de Argelia se decidió por un proceso de independencia, lo cual cobro muchas vidas. La presencia de colonos franceses era muy numerosa y los intereses económicos muy elevados.

La matanza del 26 de marzo de 1962, en las que hubo unos setenta muertos y doscientos heridos marcó el comienzo del exilio de la población argelina de origen europeo para dar paso al proceso independentista definitivo de esa nació africana.

Vía: Agencias.