Nuevo récord de temperatura en los campamentos saharauis.


Dajla, 28/07/2018 - ( El Confidencial Saharaui).


Imagen ilustrativa/calor 



Un nuevo récord de 55.7ºC se ha registrado hoy en los campamentos de refugiados saharauis pasándose el anterior récord de 52,3°C registrado en principios de este mes.

El pasado 21 de junio de 2018, el solsticio de verano daba paso al periodo estival. A las 12:07 horas, la Tierra alcanzaba el punto de su órbita en el que, debido a la inclinación del eje del planeta, el Polo Norte se encuentra más cerca del Sol, dando así la bienvenida a la nueva estación.

Una nueva estación, marcada por las altas temperaturas, que ha elevado el mercurio por encima de los 50 grados en los campamentos de refugiados saharauis estos últimos días.

En la actualidad, la región del Sáhara, donde se encuentran estos asentamientos, destaca como la zona donde se ha registrado la temperatura máxima más alta de la historia en África. Este año, la región sur de Argelia alcanzaba los 54 grados registrados como récord mundial en Oueregla.

¿Y la mínima más alta? Este viernes, el campo de Smara registraba la temperatura mínima más alta de 40,2 grados durante la noche.

A lo largo de la semana pasada, en concreto los pasados días 23, 24 y 25 incluido hoy, vienen marcados por las altas temperaturas, hecho que ha sorprendido a la población que lleva en el inhóspito desierto más de cuatro décadas.

Los recursos son escasos y en ocasiones la escasez de agua, en algunos lugares, marca una jornada caracterizada por la ola de calor que sufre la zona.

Algunos reconocen que hacía años que no sufrían tanto calor, y que la manera más adecuada de enfrentarlo es asegurarse una garrafa de agua fresca, realizar las actividades domésticas en las primeras horas de la mañana y sobre todo estar el resto del día a la sombra.