España, de los más afectados tras la anulación del acuerdo UE-Marruecos.



Madrid, 16/07/2018 - ( El Confidencial Saharaui). 


Rodrigo Sánchez Haro, consejero de la Junta de Andalucía/EP



España es uno de los países que más beneficiado con el Acuerdo de pesca entre Marruecos y la Unión Europea (UE-Marruecos, por su acrónimo) firmado en 2014 entre los países de de la Unión Europea y Marruecos y que previsiblemente será anulado o ratificado para que no sea aplicado a los territorios saharauis.

El final del acuerdo pesquero entre la Unión Europea y Marruecos afecta de manera directa a una decena de barcos, sobre todo a la flota andaluza que faena ilegalmente en caladeros saharauis. Cerca de 100 barcos de Andalucía, Gran Canarias y Galicia se van a ver forzados a parar, mientras Bruselas y Rabat negocian un nuevo acuerdo.

CEPESCA- Confederación Española de Pesca- confía en que la situación de acuerdo pesquero con Marruecos se reconduzca pronto, porque, de lo contrario, los pesqueros españoles directamente afectados van a necesitar ayudas.

El acuerdo pesquero permite faenar ilegalmente en aguas del Sáhara Occidental y aguas marroquíes a 126 barcos europeos, de los que un centenar (90 barcos) son españoles, en su mayoría de carácter artesanal y con más de 700 tripulantes, sobre todo de Gran Canaria y Andalucía, comunidad que requerirá un total de 44 licencias. Como contrapartida, Marruecos recibirá de la UE unos 40 millones de euros anuales.

Por su parte el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Rodrigo Sánchez Haro, ha señalado este lunes, en declaraciones a Europa Press, la "complicada" situación de la flota pesquera española al concluirse el acuerdo de pesca entre la Unión Europea (UE) y Marruecos y al estar "en pleno proceso de negociación uno nuevo.

Preguntado por los periodistas al respecto, el consejero se ha mostrado "optimista" para alcanzar un acuerdo y ha señalado que "se van a implementar las ayudas necesarias para la flota". "Hay que esperar cuál es el resultado de la negociación, confío en que sea positivo", ha subrayado Sánchez Haro.

El acuerdo es ilegal, inmoral, desigual e insostenible”, señala una sentencia de la Corte del Tribunal Europeo, en su última declaración en febrero pasado.

La pesca en caladeros saharauis no debería permitirse por dos razones fundamentales, según expertos: En primer lugar, porque este acuerdo constituye una violación flagrante del Derecho Internacional, ya que el territorio del Sahara Occidental es un territorio no autónomo pendiente de descolonización, por lo que los beneficios de tal explotación deberían repercutir en la población saharaui, además de contar con el visto bueno de su legítimo representante: el Frente Polisario. Al no cumplirse estos requisitos, la explotación de sus recursos naturales es ilegal, ya que Marruecos no está reconocido como potencia administradora del Sáhara Occidental.

En segundo lugar, que la Unión Europea acceda a ratificar este acuerdo muestra la clara connivencia con el regimen de Mohamed VI, que desde hace más de 40 años ocupa de manera ilegal el territorio del Sáhara Occidental. De esta forma, la firma de cualquier acuerdo comercial nuevo ayuda a mantener el 'statu quo' que impide la resolución pacífica del conflicto.