Brahim Gali, a dos años del comienzo de su legislatura como presidente de RASD, afirma que seguiremos la lucha.

Madrid, 10/07/2018 - ( El Confidencial Saharaui). 


Brahim Gali durante congreso/AFP


"Brahim Gali juró su cargo como presidente de la República Árabe Saharaui Democrática, RASD, el 10 de julio de 2016 en sustitución al histórico líder saharaui, Mohamed Abdelaziz.

Estos dos años han estado marcados por el estallido del conflicto de El Guerguerat y el fortalecimiento del Ejército saharaui"

Uno de los acontecimientos que han marcado su mandato ha sido el estallido del conflicto bélico en la región de El Guerguerat, en el suroeste del Sáhara Occidental, por el que el Ejército de la liberación saharaui desplegó sus combatientes y expulsó a las unidades marroquíes que tenían la intención de construir un acondicionamiento pavimentado en esa franja. El 18 de agosto el Frente Polisario denunció que Marruecos violó el alto el fuego firmado en 1991 y acusó al Ejército Marroquí de salir fuera de sus muros defensivos en una ofensiva militar terrestre y aérea.

Tras las acusaciones del Polisario, la ONU envió equipos para investigar la situación y dijo posteriormente que no ha detectado presencia militar en la zona. Días después el Ejército saharaui despliega sus tropas y expulsa a las fuerzas militares de Marruecos. Estalla la tensión.

Esta decisión del presente Gali, quien no ha dudado en enviar unidades militares a la zona para expulsar y hacerse con el control de toda la región, ha sido aplaudida por todos los saharauis. Es una decisión altamente arriesgada pero aún así triunfó. Es la primera vez que un líder saharaui ordena una intervención militar en el Sáhara Occidental desde la firma del alto el fuego, vigente, entre Marruecos y el Frente Polisario en los años noventa.

Gali fortaleció y restauró el Ejército saharaui para hacer frente a cualquier eventualidad.

En su primer discurso, tras jurarse el cargo, de clausura del Congreso Extraordinario del Frente Polisario, Brahim Gali dijo que los cuadros del Polisario están llamados a un "cambio cualitativo para fortalecer la estructura organizativa y política y aglutinar a la sociedad saharaui para afrontar los desafíos".

Fijo su agenda en iniciar esfuerzos para fortalecer el Ejército, diversificar los programas de formación y entrenamiento militar, con energía joven y de calidad, para que esté dispuesto a hacer frente a todas las eventualidades.