.

Crónica de un viaje hacia la catástrofe de los campamentos saharauis de Dakhla.

El Equipo del Confidencial Saharaui visita la wilaya de los campamentos de refugiados más afectada por la lluvia, Dakhla.

La wilaya está totalmente dañada, en los dos días que estuvimos presentes, visitamos todos los barrios de la wilaya, fotografiando las casas destruidas y las jaimas en las zonas elevadas, la situación es extremadamente desastrosa, ya no existe ni una casa de adobe en pie, algunas están caídas parcial o totalmente. Las Dairas del Este son las que más afectadas están, una destrucción total. Los daños son todos materiales excepto un militar del ejército saharaui que estaba en plena misión de socorro y se fracturó la pierna al caerle una pared sobre ella.

Los refugiados están desesperados. No tienen hogar y han perdido todas o la mitad de sus pertenencias.
Las ayudas por mucho que parezcan siguen siendo pocas. En unas declaraciones hechas por el corresponsal, las ayudas fueron: 
- 224 jaimas para toda la wilaya, a cada daira 32 jaimas, algo que no cubre ni un barrio completo.

Cada familia recibió una caja de huevos, 7 kilos de harina, 2 kilos de necesidades alimentarias básicas y 20 latas de atún, estas fueron las ayudas provenientes de Argelia, el primer país que envió ayuda a Dakhla, lo demás fue una ayuda realizada por la Liga de Comerciantes de la wilaya del Aaiún, que es insignificante y apenas cubre toda la wilaya. Otro colectivo de comerciantes también repartió ayudas pero a nivel individual entregando a cada persona necesidades alimentarias. 

En general las familias están muy animadas por haber sobrevivido a la mayor catástrofe en la historia desde su huída del Sáhara Occidental expulsados por la fuerza de ocupación marroquí.

El gobierno saharaui está trabajando al máximo para que las cosas vuelvan a la normalidad en las wilayas, ya que están sin hospital ni escuelas, que también fueron destruidas.

El Hospital General de Dakhla era un albergue de jaimas donde los pacientes se cobijaron del frio y las lluvias torrencial porque su centro hospitalario se derrumbó por las lluvias.

Aún no se imparten clases en las escuelas y según el adjunto de la wilaya, se espera que vuelvan a impartir clases a partir de la semana que viene pero en jaimas construidas ya que las escuelas fueron arrasadas por el agua.

El desastre va a peor, pues no hay ninguna ayuda humanitaria a esos refugiados que se encuentran en la wilaya de Dakhla, que está a 150 km al Sur de los campamentos de Chahid Al Hafedh, que es el epicentro mediático.

GALERÍA DE FOTOS.
(pinchar en la foto para ampliar)

                                                        Amanacer en los campamentos de Dakhla.

                                                   Casa derribada por la lluvia.

Camión transportador de gas atrapado.


Hogar y su suministro de agua (cuba) destruidos.