"La autodeterminación del pueblo saharaui, una deuda histórica de España".


Madrid, 05/05/2018 - ( El Confidencial Saharaui). Por Alfonso Lafarga. 


Jaima saharaui en campos de Dajla/Agencias



“Los partidos políticos del establishmen y los medios de comunicación silencian una lucha tan importante como es la del pueblo saharaui, con el que España tiene tanta responsabilidad. Es una de sus mayores vergüenzas”. “El reparto del Sáhara Occidental se hizo en contra de la legalidad internacional”.

Lo dijo Dina Bousselham, la ciudadana marroquí que fue la principal asistente de Pablo Iglesias en el Parlamento Europeo y ahora es responsable del Área de Migraciones y secretaria de Comunicación de Podemos en la Comunidad de Madrid.

Bousselham, nacida en Tánger hace 27 años, intervino en un acto sobre los refugiados saharauis -“nos olvidamos de lo que sufren y están aquí, a la vuelta de la esquina”-, en el madrileño barrio de Carabanchel, en el que afirmó que España abandonó a los saharauis y que “la autodeterminación del pueblo saharaui es una responsabilidad, una deuda histórica de España”.

La encargada de Migraciones de Podemos tuvo una mención especial para las mujeres saharauis, “que pelean por salir de esta situación, una crisis humanitaria devastadora de la que ni los medios de comunicación, ni los partidos del establishmen, ni la comunidad internacional se hacen cargo”.

“Nadie alza la voz -aseguró- para decir que cada día se vulneran los Derechos Humanos. Hablamos de la frontera sur y no nos damos cuenta de que un poquito más abajo están los compañeros y compañeras saharauis sufriendo las consecuencias de la mala gestión de España y de la comunidad internacional, más preocupada por los negocios que por el sufrimiento de los pueblos”.

Licenciada en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad Complutense, Dina Bousselham recordó que se van a cumplir 43 años de la Marcha Verde con la que “el régimen marroquí invadió el territorio del Sáhara Occidental tras la retirada de las fuerzas españolas” y que con el acuerdo tripartito el territorio saharaui se repartió entre Marruecos y Mauritania “contraviniendo las declaraciones de la ONU y a la Corte Penal Internacional”.

Mencionó que Felípe González prometió la anulación del acuerdo con Marruecos y Mauritania y que en una visita del entonces secretario general de PSOE a los campamentos de refugiados de Tinduf mostró su apoyo a la liberación del pueblo saharaui, pero cuando el PSOE gobernó “no hizo absolutamente nada por la causa saharaui, más allá de organizar actos o decir que la apoyaban”.

”Si algún día, espero que pronto, Podemos llega a la Moncloa esa deuda que España tiene con el pueblo saharaui se ha de solventar de una manera justa y digna”, aseguró la dirigente de esta organización.

Hizo un relato de las malas condiciones en que viven en los campamentos los saharauis -“dos tercios de las mujeres sufren anemia y un tercio de la población desnutrición crónica, todo esto en el siglo XXI”- y destacó que a pesar de la disminución de la ayuda internacional los refugiados saharauis “básicamente sobreviven, malviven, gracias a la ayuda de asociaciones españolas”: “Al final es el pueblo español, no los gobernantes, que no son capaces de estar a su altura”.

Dina Bousselham dijo que no se cumplen las resoluciones de la ONU sobre el Sáhara Occidental y no se respetan las sentencias del Tribunal del Justicia de la Unión Europea sobre sus recursos naturales, “que se siguen explotando cuando la propiedad o la soberanía debe residir en el pueblo saharaui”. A esto añadió: “Parte de esos territorios los gestiona, en última instancia, el régimen marroquí y el 60 por ciento de la bolsa de Marruecos la gestiona el propio rey Mohamed VI. Y vive muy bien, igual que los Borbones aquí”.

“Desde Podemos tenemos que ser capaces de exigir que se cumpla con la legalidad internacional, que se cumpla con los DDHH, por los que peleamos día a día en España”, añadió

Dina Bousselham hizo un Máster en Estudios de América Latina y el Caribe en París, donde, de acuerdo con lo que publicó El Mundo, “se dejó brevemente seducir por el Partido Autenticidad y Modernidad (PAM), una formación de centroderecha marroquí fundada en 2007 por Fouad Ali el Himma, el gran amigo del rey de Marruecos y acabó siendo elegida, según una reseña periodística, secretaria general adjunta de la sección francesa del PAM”. Dina Bousselham lo desmintió: “Les asesoré en la preparación de su primer congreso, pero nunca me afilié ni ocupé cargo alguno”. Lo siento porque sé que hubiese tenido morbo que una joven de izquierdas, vinculada a Podemos, haya tenido relación con un partido pro monárquico”, ironizó.

La abogada saharaui Fatma Elghalia, que participó junto con el presidente de la Asociación Profesional de Abogados Saharauis en España (APRASE), Sidi Mohamed, mostró su agrado por el hecho de que “una ciudadana de origen marroquí comparta con nosotros este sufrimiento, que hable de nuestra causa de esta manera y que esté con nosotros en la defensa de la justicia y de la verdad, hechos a los que desgraciadamente no estamos acostumbrados”. “Lo valoramos y es un orgullo para nosotros tenerte a nuestro lado”, afirmó.


Fuente: Contramutis