.

Presidente saharaui ecuerda al enviado de la ONU que el referéndum es innegociable.

EFE - Campos de refugiados de Tinduf (Argelia) - 
ElConfidencialSaharaui.com | Visita enviado de ONU.




El presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Brahim Ghali, expresó hoy al enviado especial del secretario general de la ONU para el Sáhara Occidental, Horst Köhler, la disposición a colaborar en la solución del conflicto con Marruecos, siempre que sea a través de la celebración del referéndum de autodeterminación.

En su primera visita a los campos de refugiados en los que viven lo saharauis desde que en 1975 Marruecos ocupara la antigua colonia española, Ghali ofreció al expresidente alemán una parada militar antes de departir a puerta cerrada.

Según dijeron a Efe fuentes oficiales saharauis, ambos abordaron la falta de avances reales que existe desde 2012 por los obstáculos de Rabat a la consulta y las opciones que existen para salir de un marasmo que se prolonga desde hace más de cuatro décadas.

Ghali, que es también secretario general del Frente Polisario, insistió, por su parte, en que las autoridades saharauis no apoyaran plan alguno que no incluya el citado referéndum, comprometido desde el alto el fuego firmado en 1991 con Marruecos.

Al hilo de este argumento, el mandatario saharaui volvió a apelar a la voluntad del Consejo de Seguridad de la ONU, al que exigió mayor determinación, cohesión y apoyo sin fisuras a Köhler para que éste pueda avanzar por la nueva dinámica invocada por el secretario general, Antonio Guterres.

"Tenemos la esperanza de que tenga éxito en sus esfuerzos, con el apoyo del secretario general. Y que consiga el respaldo de los países miembros del Consejo de Seguridad, en particular con el de los cinco permanentes", afirmó Ghali en una rueda de prensa posterior.

El presidente saharaui reiteró, asimismo, que en estos esfuerzos debe incluirse a la Unión Africana, organismo del que dijo que es clave para la resolución del conflicto.

Köhler aterrizó el miércoles en el aeropuerto argelino de Tinduf y desde allí se trasladó por carretera a los campamentos de refugiados donde se reunió con representantes del Frente Polisario, del equipo negociador, organizaciones de mujeres y otros actores de la sociedad civil.

El exmandatario alemán, que fue designado el pasado septiembre, tuvo, además, oportunidad de pasear por las arenosas calles y conocer parte de la tradición saharaui y analizar la situación sobre el terreno con la MINURSO (Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental).

Mañana tiene previsto visitar las llamadas "zonas liberadas" antes de despegar rumbo a Argelia y Mauritania, fin de una gira que comenzó el martes en Marruecos, donde fue recibido por el rey Mohamad VI.

Su viaje no incluirá, sin embargo, los territorios saharauis bajo ocupación marroquí, sin que se sepa si ha sido por decisión del propio Köhler o por imposición de Rabat, que ya impidió esta visita a su predecesor Christopher Ross.

Se espera que el alemán presente su primer informe sobre el Sáhara Occidental en un plazo de seis meses, un documento en el explicará la "nueva dinámica" que la secretaria general de la ONU prometió fomentar en abril.