.

AMPLIACIÓN | Policía marroquí dispersa por la fuerza a familiares de presos saharauis.



Rabat, EFE. ElConfidencialSaharaui.com | Manifestación saharaui

Violación de los Derechos de los saharauis.


Durante una sentada saharaui en Rabat

Familiares de los presos saharauis condenados en el macrojuicio de julio, por el llamado sucesos de Gdeim Izik (cerca de El Aaiún) en 2010, denunciaron hoy que la policía marroquí dispersó por la fuerza una protesta en Rabat.

El representante del colectivo de familias de los presos de Gdeim Izik, Abderrahman Zayou, dijo a Efe que efectivos de la policía dispersaron "a golpes" a los manifestantes que protestaban contra la dispersión carcelaria de sus familiares.

Una veintena de familiares venían congregándose desde el pasado martes frente a la sede de la Dirección General de la Administración Penitenciaria marroquí en Rabat para denunciar la dispersión de sus 19 familiares en varios penales, todos ellos a más de 1.200 kilómetros de distancia de sus lugares de origen.

"Nos hemos reunido con efectivos de la administración penitenciaria en Rabat, quienes nos han prometido responder a nuestras demandas y acercar a nuestros familiares detenidos, pero lo cierto es que no se ha realizado nada hasta ahora", deploró Zayou.

Por otra parte, la administración penitenciaria dirigió hoy una carta al presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja sobre los presos de Gdeim Izik en la que precisó que el traslado de estos presos a diferentes cárceles se hizo "conforme a los dispositivos legales y reglamentarios en vigor".

La nota, recogida por la agencia MAP, añadió que la administración penitenciaria recibió en Rabat a interlocutores de los familiares de estos presos y les anunció su disposición a dar a sus allegados "facilidades" para las visitas.

Diecinueve activistas independentistas saharauis, que se encontraban antes internados en dos cárceles en Salé, han sido recientemente repartidos en cinco cárceles, la mayoría en Tiflet (siete) y Kenitra (seis) y el resto en Ait Melul, Casablanca y Buzkaren.

La decisión de la administración penitenciaria ha sido aplicada dos meses después del nuevo juicio civil al que fueron sometidos los activistas saharauis, a raíz de que el Tribunal de Casación revocase las penas dictadas contra ellos por una corte militar en 2013 y ordenase su repetición.