.

Procesado jefe de una ONG por quedarse con fondos de cooperación destinados a saharauis






Autor
Rafael Méndez/Fuente: El Confidencial

Barcelona, 16/09/2017 - ElConfidencialSaharaui.com | corrupción

EN UN JUZGADO DE BARCELONA



Resultado de imagen de saharauis pobres
Campamentos saharauis de Tinduf/<rhcivo de Google



El sociólogo Oriol Homs se encamina hacia el banquillo por un fraude en las subvenciones de la Agencia Española de Cooperación y Desarrollo (AECID). En un caso sin muchos precedentes, está acusado de fraude continuado de subvenciones al haber desviado a sus cuentas dinero que debía ir a formación profesional en los campos de Tinduf. Lo habitual es que la AECID reclamara el dinero en vía administrativa a las ONG, pero no que viese delito como en este caso. La justicia le ha puesto una fianza de 918.080 euros, según fuentes del juzgado, y las acusaciones le piden cuatro años de cárcel. Él sostiene que todo es un error y que no se ha quedado con ningún dinero.

El juzgado de instrucción 14 de Barcelona ha cerrado la investigación que abrió en 2013 sobre Oriol Homs. Este sociólogo era el responsable de la Fundació Centre Iniciatives I Recerques Europees (CIREM). En la investigación, la juez María Cristina Ferrando considera que hay indicios suficientes para mandarle al banquillo por malversar dos subvenciones.

Con la crisis, muchas ONG dejaron proyectos a medias o sin terminar al quedarse sin financiación

En la primera, CIREM recibió 423.120 euros para formación profesional en los campamentos de Tinduf, donde se hacinan miles de saharauis. La segunda es una de 281.400 euros para un proyecto de políticas locales de empleo también en Argelia. Cirem es una ONG conocida en el sector con sede en Barcelona que ha realizado proyectos en el norte de África pero también en Bosnia.

Con la crisis, muchas ONG dejaron proyectos a medias al quedarse sin financiación. AECID comenzó muchos expedientes de devolución de subvenciones, pero son procedimientos administrativos, que pueden acabar en un contencioso. Pero en el caso de CIREM, AECID consideró que podía haber delito de fraude de subvenciones y lo denunció a la fiscalía. Cuando el Instituto de la Cinematografía (ICAA) detectó el fraude de la taquilla también fue inicialmente por vía administrativa pero luego pasó a denuncias penales -más graves- y así ha llevado al banquillo al productor y expresidente de la Academia de Cine Enrique González Macho.

"No entendemos cómo hemos llegado a este punto porque no hay nada sospechoso", responde Homs

El caso de CIREM comenzó hace cuatro años y ya se encamina a juicio. Según fuentes jurídicas, en sus alegaciones, Oriol Homs señaló que por las dificultades de financiación había destinado las subvenciones al pago de salarios, cargas sociales y suministros básicos. Sin embargo, la AECID, representada por la Abogacía del Estado, y la fiscalía tienen una versión diferente. Según estos, en enero de 2012 el dinero salió en pocos días de las cuentas de CIREM a otras cuentas de la propia fundación, y a las de sociedades limitadas situadas en el mismo domicilio social o van al pago de impuestos. En cuestón de dos semanas, el dinero de la subvención había salido de su destino original.

La juez le ha impuesto una fianza de 918.080 euros para cubrir una posible condena, ya que cifra la cantidad presuntamente defraudada en 704.520 euros. CIREM se encuentra en concurso de acreedores. "Es una locura. El dinero que dicen que no se devolvió me he ofrecido a devolverlo, pero la justicia sigue su camino", responde Homs por teléfono. "No entendemos cómo hemos llegado a este punto porque no hay nada sospechoso. No me he quedado nada". Según su versión, esto debería ser un problema administrativo y no sabe cómo se inició en la vía penal.

Aunque este es de los primeros casos penales que lleva la AECID, el dinero de la cooperación ha estado bajo sospecha en otras investigaciones. Anticorrupción y la Generalitat reclaman más de 170 años de cárcel para la trama liderada por el ex consejero valenciano Rafael Blasco que creó un sistema para saquear cinco millones de los fondos destinados a países en desarrollo. Otra juez de Madrid investiga una subvención que la AECID dio a Humanismo y Democracia, la Fundación del PP, después de que una funcionaria denunciara que había habido trato de favo