.

Marruecos apoya a España en su posición sobre el referéndum de Catalunya.



Rabat, 21 sep (EFE).- ElConfidencialSaharaui.com | Referéndum Catalunya.


El Gobierno de Marruecos expresó hoy su apoyo a la postura del Ejecutivo de España en relación al suspendido referéndum de independencia convocado por el Gobierno regional de Cataluña para el próximo 1 de octubre.

"Estamos con la posición de España sobre el referéndum", subrayó el ministro portavoz del Gobierno, Mustafa Jalfi, en una rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno.

Jalfi declinó hacer ningún otro comentario sobre ese asunto, pero recordó que este apoyo a "la postura de España" es coherente con "los constantes que rigen la política exterior marroquí".

Es la primera vez que un responsable marroquí se pronuncia expresamente sobre el suspendido referéndum catalán, mientras que la prensa del país ha dedicado numerosos artículos al momento que vive España, con un tono casi siempre contrario a la celebración de la consulta.

Marruecos tiene como línea de actuación exterior la oposición a cualquier movimiento de secesión o independencia, en Europa y el mundo en general, del mismo modo que reclama apoyo para su soberanía sobre el Sáhara Occidental, donde se niega a la posibilidad de un referéndum de autodeterminación.

En mayo pasado el presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, tenía prevista una misión comercial a Marruecos conjuntamente con el ministro-presidente de Flandes, Geert Bourgeois, pero la suspendió en el último momento.

Aunque el gobierno marroquí no ofreció su versión, el Gobierno regional catalán dijo que la suspensión de aquel viaje se debía a que no habían conseguido ninguna cita con las autoridades marroquíes "de todos los niveles políticos", y así les había sido comunicado.

El Gobierno regional catalán convocó un referéndum sobre la independencia de esa comunidad autónoma española para el 1 de octubre próximo, que ha sido suspendido por el Tribunal Constitucional de España.

El Constitucional español también suspendió el 12 de septiembre la llamada "ley de Transitoriedad" aprobada la semana precedente por el Parlamento regional catalán, que permitiría poner en marcha un nuevo Estado en forma de república y que fue recurrida por el Gobierno de Madrid.

El recurso presentado por el Gobierno español contra esa ley considera esa norma como "la mayor afrenta y amenaza" a las bases sobre las que se asienta la convivencia en España desde 1978 (fecha de la Constitución española) y el "mayor ataque concebible" a los valores democráticos.