.

Saharaui del Vacaciones en Paz narra el drama de miles de niños en los campamentos de refugiados.


Campamentos Saharauis, 03/10/2017 - ElConfidencialSharaui.com | Experiencia de un menor saharaui.

Actualizado. 

Por: 
Mami Mohamed Bati


Empecé mi agridulce viaje a España en 2002, yo era tan solo un niño de 5 años criado en los Campamentos de Refugiados Saharauis en el suroeste de Argelia, me fui de mi Jaima (mi tienda de campaña) dejando atrás a lo que más quiero: mis padres y mis amigos de la infancia. Me fui gracias al proyecto Vacaciones en Paz2 002.


Normalmente los chicos de mi país van con 7 o 8 años pero yo me fui con 5 años, debido a que tenia problemas de salud.

Mi llegada a España fue muy bonita, nunca olvidaré ese día, el día que me cambió la vida por completo. Nada mas llegar me sentía desorientado pero muy feliz e intrigado por saber como seria mi familia y con muchas ganas de divertirme y de pasarlo bien. Ir a España es el sueño de mucha gente y a mi se me estaba haciendo realidad, era hora de disfrutar. Recuerdo también que sentí mucho frió estaba temblando de frió en pleno verano pero hay que tener en cuenta que el verano en España es como el invierno en los campamentos.

Por suerte me tocó una familia muy humilde y buena gente que se encargaron de mis cuidados de mis médicos de mis estudios y de que no me faltara de nada, es de agradecer que unas personas que no son tus padres verdaderos se comporten como tal, tanto fue el cariño y la bondad recibida por mis padres de acogida y por sus hijos que me sentí como uno mas de la familia en muy poco tiempo aprendí la lengua e hice amigos muy rápido. Los estudios excelente casi todo.

Llevaba una vida de confort, hasta que con 20 años me saqué la nacionalidad española y decidí bajar a mi tierra a ver a mi familia. Tenía en mente un montón de ideas y una imagen equivocada de lo que era eso pues al irme tan pequeño fue lo que me quedó en la mente esa vida de tranquilidad y diversión. Era totalmente distinto a lo que me esperaba. Encontré gente muy buena, gente normal, pero la gran mayoría era muy mala gente, de personalidad débil debido a la miseria, gente "extremista".

Pues yo como soy muy inteligente ya entendí el panorama muy rápido y decidí no juntarme con nadie, tenia mis amigos que eran pocos pero amigos de verdad con los que pasarlo bien y reír y no me querían por mis bienes materiales y me bastaba con ello, pues solo veía problemas en las calles, chavales jóvenes con toda una vida por delante jugando a ser mafiosos, vamos que no me iba a aportar nada bueno juntarme con ellos tanto en punto de vista social como personal.

En España había aprovechado para aprender muchas cosas con el fin de ser autosuficiente y de ayudar a mi familia, dios me dio la virtud de dibujar bien y soy un manitas, me gusta hacer todo lo que hago bien hecho. Pero no tenía provecho eso de dibujar así que me formé como barbero. Al llegar a mi país no tardé en contactar con gente y llevarme bien con todo el mundo pues había tratado con mucha gente y aprendido varios trucos, pues sabia como hacer para evitar problemas y vivir tranquilo en un mundo inestable. me fui ganando a la gente y abrí mi propia peluquería, me fui fijando en los gustos de la gente y satisfaciéndolos con buenos resultados, actualmente soy el mejor peluquero de mi pueblo y tengo un sueldo muy bueno.

Actualmente estoy a la espera de mi pasaporte, que está en trámites, ya que el sistema administrativo es muy lento y burocrático, ahora tengo ganas de volver a España para meterme en el negocio de los coches e ir subiendo y bajando a mi país. digamos que esto ha sido el proyecto de hacerme un hombre de verdad. de aprender a mirar por mi y forjar un futuro.