.

Las mujeres saharauis toman las calles de los campamentos de Dajla en solidaridad con los presos políticos.



Dajla, Campamentos Saharauis, 24/09/2017 - ElConfidencialSaharaui.com | Protestas en el Sahara.






Mujeres saharauis protestando en el Sahara/Diario Saharaui


Casi mil mujeres, según los organizadores. Comenzó poco después de las nueve de la mañana una manifestación en la wilaya de Dajla y terminó casi a las doce en la sala de los Congresos, después de atravesar toda la wilaya. Al frente, en la cabecera, rostros conocidos como Salek Baba Hasanna, gobernador de dicha wilaya.

Miles de saharauis de los campamentos de Dajla, Campamentos saharauis, tomaron las calles con banderas, consignas y acompañados del gobernador de la wilaya, Salek Baba Hasanna, grupos políticos y algunos otros de carácter civil, en repudio a la decisión de Marruecos de dispersar entre sus cárceles el grupo de los presos políticos de Gdeim Izik.

Desde representantes políticos de las diferentes Dairas (Barrios) hasta los niños de los colegios. Pancartas acusando a Marruecos de ser "culpable" y a España "responsable" de la situación en la que se encuentra el pueblo saharaui, otras que exigían "no más privilegios a los torturadores marroquíes" y muchas consignas en voz alta y clara en favor de un "Sahara libre e independiente" y del Frente Polisario.

La marcha culminó con un mitin en la sala de los Congresos, donde dirigentes políticos del Frente Polisario y de distintas organizaciones sociales llaman a “cerrar filas" y a continuar la lucha pacífica hasta la victoria final".

Cabe recordar que en el pasado 19 de julio, un tribunal marroquí ha condenado a 7 activistas saharaui a cadena perpetua por los enfrentamientos de Gdeim Izik, un campamento de protesta levantado en las afueras de El Aaiún ocupado en 2010 para reivindicar derechos sociales y económicos.

Las sentencias más duras condenan a cadena perpetua a 7 activistas de los procesados. Para cuatro de ellos se han dictado 30 años de cárcel y para otros seis saharauis, 25 años. Para tres de los 20 condenados 20 años. Cuatro en libertad.

Tras un largo juicio y 10 horas de deliberaciones, el tribunal de Salé determinó que los delitos probados fueron 'violencia contra las fuerzas del orden con resultado de muerte, premeditación y mutilación de cadáveres, en grado de autoría o de complicidad'.

Observadores internacionales que han presenciado el juicio coinciden en la escasa solidez de las pruebas presentadas por la acusación, y han criticado las sentencias alegando que se trata de un juicio político en contra de la resistencia saharaui ante la ocupación del Sáhara Occidental.

Marruecos ha vulnerado el derecho internacional escenificando un juicio farsa con declaraciones arrancadas bajo tortura, con pruebas inconsistentes y fácilmente manipulables que, a juicio de numerosos observadores internacionales, se desarrolló vulnerando los derechos a una defensa justa.