.

¿Cómo vive un saharaui la Fiesta del Cordero en los campamentos de refugiados?

Campamentos de Auserd. - 02/09/2017 - El Confidencial Saharaui

Por: Mohamed Uld Buzaid.


En estos breves párrafos pretendemos explicar en qué consiste la fiesta más importante del año para un saharaui musulmán, y con ayuda de vuestra imaginación intentaremos haceros vivir estos tres días llenos de intensa alegría y amor como uno más.

Y bien, la fiesta del "Al-Eid" o traducido del árabe La Fiesta, tiene su origen en la fe de la  religión, pues nos cuenta que en la antigua Jerusalén, en árabe "Al-Quds", donde se encontraba el profeta Ibrahim o Abraham, se le presentó un ángel enviado por Allah y le mandó sacrificar a su hijo más preciado, Ismael, en prueba de su fe.

Resumiendo el cuento que de por sí es largo, el día establecido para tal sacrificio llegó, y Abraham se dispuso a hacer realidad el mandamiento, llevó a su hijo mayor a lo más alto de una montaña y justo cuando fue a pasar la afiliada hoja del cuchillo por el cuello del muchacho, apareció una luz divina de un azulado cielo y poco a poco fue bajando un cordero jamás visto, creado a la perfección, por manos divinas y entonces Allah mandó a su Profeta sacrificar el cordero, ya que la petición de matar a su hijo tan sólo era una prueba de su buena fe. Y así la tradición de esta fiesta fue pasando de padres a hijos hasta hoy en día.

Dejando de lado el tema histórico y religioso, vayamos a descubrir cómo se desarrolla dicho festejo en unos campamentos de refugiados, pues el día se rige por un orden de mandamientos que nos ordena la religión.
La fiesta de Al-Eid dura unos tres días en los cuales se hacen las siguientes actividades; sale el sol mañanero y se depsierta todo saharaui con la mejor  de las sonrisas, lo primero que se hace es ducharse, peinarse, perfumarse, y vestir una prenda que se debe de estrenar ese mismo día, seguidamente ha de ir a la mezquita de la Wilaya donde se reza la oración de este día tan especial, uno de los mandamientos es pedir perdón entre nosotros.

Es algo gratificante, porque el perdón es una de las cosas que más nos cuesta dar y recibir al ser humano, pues en este día no importa el mal que se haya hecho con cualquiera, debes ir hasta su casa y pedirle perdón y así él concedértelo, o incluso con alguien que tú sabes que nunca le has hecho nada malo, también debes rogarle el perdón, esto se hace por si acaso algún día pudiste decir o hacer algo que haya herido sus sentimientos y no te hayas dado cuenta, después te vas a tu Jaima y sacrificas a un cordero, se come en familia y debes de regalar algo tuyo apreciado a alguien que de verdad sabes que lo necesita y de esta forma es como que nos hacemos regalos entre todos, a los más niños se les suele comprar juguetes, los jóvenes se conforman con unas monedas y los adultos les basta con una buena charla con la compañía del mejor té saharaui.