.

Ministro de Asuntos Exteriores de la RASD se pronuncia sobre los hechos ocurridos en la cumbre Unión Africana-Japón.



Madrid, 27/08/2017 - ElConfidencialSaharaui.Com | Política.



Resultado de imagen de Mohamed Salem Salek
Mohames Salek, MAE de la RASD/Archivo



Tras días consecutivos de intenso trabajo, negociaciones diplomáticas entre la RASD y sus aliados africanos, Japón cedió por la presión de la Unión Africana sobre la participación de la República Árabe Saharaui Democrática.

Uld Salek, Ministro de Asuntos Exteriores, reveló que Marruecos, junto con sus aliados en la Unión Europea y los países del Golfo Pérsico presionaron a Japón para expulsar a la delegación de RASD de la cumbre pero gracias a la intervención del país receptor de esa cumbre, Mozambique, esta petición se hizo imposible.

Salek añade que Marruecos ha fracasado en un nuevo intento de aislar a los saharauis de la Unión Africana. "No nos vamos cansar y seguiremos luchando al más alto nivel de esfuerzo y dedicación para la autodeterminación de nuestro pueblo.

El canciller saharaui, además de la postura de Japón, reveló que ningún miembro del continente africano rechazó rotundamente la expulsión de la República Saharaui. Algo, según el ministro saharaui, que ayudó y finalmente Japón, admitió la membresía de la RASD en la cumbre.

El ministro de exteriores de Mozambique fue quien intervino, junto con los 54 países miembros de la UA, para que la cumbre se mantuviese de pie y con la participación de los saharauis.

Varios guardaespaldas de la delegación marroquí junto con el Ministro de Asuntos Exteriores, Naser Bourita, bloquearon las puertas de la sede donde se celebraba la cumbre, pero las autoridades de Mozambique intervinieron y permitieron a la delegación saharaui entrar en la sala de los actos.

Marruecos se unió hace apenas un año en la UA, tras 32 años de ausencia, desde entonces, se ve obligado a compartir el mismo techo bajo los auspicios de la UA con la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).