.

Llegan 48 niños saharauis de Vacaciones en Paz a Oviedo.

Oviedo.  - 12/07/2017 - El Confidencial Saharaui.
Llegan a Oviedo un total de 48 niños saharauis que pasarán todo el verano en la capital asturiana.

La ilusión y las sonrisas llegan a la ciudad, como cada verano, de la mano de los niños saharahuis que vienen a disfrutar de los meses estivales dentro del programa "Vacaciones en Paz". A la recepción de ayer, en el edifico de Servicios Múltiples ovetense, acudieron junto a sus familias adoptivas los 48 menores que se hospedan en Oviedo, pero también los de la zona centro de la región y algunos de otros puntos de Asturias.

Este año el Principado acoge 260 refugiados procedentes de los campamentos de Tindouf, en Argelia. Un proyecto cuyo objetivo es permitir que los niños, nacidos en un despierto inhóspito, tengan la posibilidad de pasar el verano lejos de la altas temperaturas del desierto, mientras conocen otras formas de vida, se relacionan con otros niños, aprenden el idioma y realizan chequeos médicos.

Saad Hamdí Salé se aqueja de un problema cardiaco y en Asturias realiza sus revisiones tal y como cuenta Paula Bernardo, que, además de ser la coordinadora del programa en la ciudad, ha compartido sus últimos 7 veranos con Hamdí. A este chico de 14 años no se le resiste el español para explicar con desparpajo cómo se ducha cada mañana, juega y va a la piscina "cuando hace sol aunque eso no pasa mucho", apunta. El próximo año Saad Hamdí ya no podrá participar en el programa por su edad, pero Paula Bernardo pretende traer a su hermana pequeña que recuerda con cariño de las dos visitas que realizó al campamento donde viven. De su familia destacó su hospitalidad y relató que hasta se endeudaron para comprar una cafetera "porque le habían dicho que los españoles tomábamos mucho café".

"España es una cosa muy guay" confesó Alia Seguar Core, una niña educada y callada tal como la describe Josefa Díaz, su abuela adoptiva. "Le gusta mucho comer pollo y pescado y se lleva muy bien con sus primas", destacó. De hecho, una de ellas, Jimena Gómez, le acompañó ayer a ceremonia de bienvenida."La veo casi todos los días, voy a dormir a su casa y vemos películas", relató la niña.

A la recepción también asistió el consejero de Presidencia y Participación Ciudadana, Guillermo Martínez para agradecer el esfuerzo de las familias y ensalzar el compromiso de la sociedad asturiana con el Pueblo Saharaui. El Ejecutivo autonómico invierte el 10 por ciento de su prepuesto de cooperación para mejorar las condiciones de vida de los refugiados en Argelia. En concreto, en los últimos 8 años el Principado han destinado 7 millones de euros en ayudas a los menores saharauis.