.

El Polisario asume el fracaso de la MINURSO en el Sáhara Occidental.



Las Palmas31/07/2017 - El Confidencial Saharaui


El Frente Polisario asume el fracaso de la misión de la MINURSO. Tras 27 años impuesta, la misión no ha logrado lo que prometió a los saharauis, llegando incluso a empeorar la situación de estos.

Bandera de la RASD ondea en una región militar saharaui.



El Coordinador saharaui con la misión de la ONU en el Sáhara Occidental Minurso, M'Hamed Jadad, aboga por negociaciones directas entre Marruecos y el Frente Polisario, alegando la imposibilidad, al igual que Mohamed VI (en su último discurso), de diseñar un nuevo plan para determinar el futuro da la ex colonia española.

Jadad reconoció ayer durante el encuentro Canarias-Sáhara Occidental el fracaso de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (Minurso) que fue creada mediante la resolución 690 (1991) del Consejo de Seguridad el 29 de abril de 1991, de acuerdo con las propuestas de resolución, tal como aceptaron el 30 de agosto de 1988 Marruecos y el Frente Popular para la Liberación de Saguía el-Hamra y de Río de Oro (Frente Polisario).

"La misión no avanzó ni un centímetro en el plan de arreglo desde la firma del alto el fuego con Marruecos", agrega.

Después de la firma del alto el fuego, Naciones Unidas envió una misión llamada Minurso para supervisar el proceso para organizar un referéndum de autodeterminación en el Sáhara Occidental.


Aunque la organización del referéndum aún no ha sido posible hasta la fecha, el mandatario saharaui reconoce el fracaso de la misión por no efectuar el papel para el que fue creada.

La ONU no puede permitir que continúe el bloqueo actual y que la situación se deteriore a un nivel de "inestabilidad en la región que amenace la paz y seguridad internacional", añade.

Entre las señales que indican que dicho deterioro de la situación en el Sáhara Occidental puede empeorar, Jadad señala las demostraciones de fuerza a las recientes manifestaciones en los territorios ocupados y la preocupación ante la dura sentencia contra los presos de Gdeim Izik. Por ello, y aunque la MINURSO no tiene mandato o recursos para intervenir en este asunto, la ONU asume su responsabilidad en la defensa de los principios internacionales de Derechos Humanos, apunta.