.

Las olas de calor seguirán aumentando, y el resto de verano puede ser aún peor.




Campamentos Saharauis, 22/06/2017 - ElConfidencialSaharaui.com | Tiempo.



Redacción Nacional

Imagen de contador eléctrico quemado en los campamentos saharauis/Foto de Futuro Sahara


Junio fue extremadamente caloroso en los campamentos de refugiados saharauis, situados en el suroeste de Argelia, con una temperatura que sobrepasó el valor normal en 4°C, según indicó en su momento el servicio argelino de meteorología. 

A partir de esta semana y para todo el verano, la temperatura media en toda la región también es muy superior a los valores normales para esta época del año.

Los datos de las primeras semanas de este mes indican que los 5 campos han superado los registros de temperatura para junio de 2016, tanto para las temperaturas diurnas máximas como para las mínimas durante la noche.

La ola de calor se originó como resultado del aire muy caliente procednte del sur del desierto del Sáhara hasta la zona donde estan ubicados estos campamentos.

Advierten de que se pueden esperar nuevas olas de calor durante el resto del verano, como la que actualmente está viviendo Europa, Estados Unidos y otras partes del mundo, y que este año será de nuevo excepcionalmente caluroso.


La ola de calor quema la caja y contador de luz de varios barrios, hay miles de saharauis afectados.

La caída de la ola de calor ha afectado a cuadros eléctricos y contadores de tres barrios ubicados en Smara y Auserd, mientras que otro circuito se ha quemado en 27 de febrero a causa de la ola de calor que viene azotando la región desde principios de este mes.

Según ha informado testigos oculares a El Confidencial Saharaui, a las 14:45 horas del jueves una bola de fuego había afectado al contador eléctrico de un barrio de Auserd en Bir-Ganduz, lo que dejo paralizado por completo el contador, los refugiados se quedaron sin aire en plena hora de calor.


Un poco de historia.

Los campamentos de refugiados saharauis están en Argelia, cerca del Sáhara Occidental, en torno a una ciudad argelina llamada Tinduf, en el duro desierto del Sáhara, aquí viven desde 1975 alrededor de 200 mil saharauis.

El desierto argelino, Hamada de Tinduf, es una vasta y remota extensión de piedra y tierra, con escasos pozos de agua y ninguna vegetación o vida animal.