.

ÚLTIMA HORA | La Policía marroquí detiene a Nasser Zafzafi, el líder de las protestas rifeñas.




Alhucemas, 29/05/2017 - ElConfidencialSaharaui.Com | Protestas de Rif. EFE


El líder de las protestas en Rif durante un protesta el pasado 18.


La Policía marroquí ha detenido al líder del movimiento de protestas en demanda de mejoras sociales del Rif, Nasser Zafzafi, que huyó la semana pasada y estaba en busca y captura, han dicho a Efe fuentes gubernamentales.

Dos fuentes distintas que pidieron el anonimato han precisado que Zafzafi fue arrestado en la ciudad norteña de Alhucemas, donde se perdió su rastro el pasado viernes tras interrumpir la plegaria en una mezquita, pero dijeron desconocer otros detalles.

También se desconoce si Zafzafi será interrogado en Alhucemas, donde se ha convertido en un líder popular en solo seis meses, o será trasladado a Rabat, dado que pesan sobre él cargos tan graves como «atentar contra la seguridad del Estado», además de los cargos relativos a la interrupción del culto en una mezquita.

La huida de Zafzafi el pasado viernes provocó enfrentamientos entre policía y manifestantes, que acabaron con cuarenta detenidos.

Algunos de ellos no habían participado en los disturbios pero eran líderes del Movimiento Popular, que ha encabezado las protestas en el Rif durante los pasados seis meses y a los que se acusa ahora de recibir fondos del extranjero o de atentar contra los símbolos del Estado.

También está en paradero desconocido el número dos del Movimiento Popular, Nabil Ahamyik, quien ha seguido publicando comunicados durante el fin de semana en el que reclama que las protestas sigan siendo pacíficas, aunque el Estado «continúa violando los derechos humanos».

La detención de estas personas y la marginación del Rif motivó ayer manifestaciones de solidaridad en ciudades como Rabat, Casablanca, Tánger y Marrakech, donde participaron miles de personas y que en algunos casos fueron dispersadas por la fuerza por la policía.

Las protestas comenzaron cuando un vendedor de pescado, Mohcin Fikri, de 31 años, murió aplastado el 28 de octubre del pasado año dentro de un camión de basura después de que la policía confiscara su mercancía.