.

Suecia apoya incluir la supervisión de los DDHH a la MINURSO mientras que Francia y España lo rechazan.



Nueva York, 26/04/2017 - ElConfidencialSaharaui.Com | política exterior.


"Importante reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Se necesita urgentemente la reanudación del proceso político, debe ser la prioridad. Apoyo total de Suecia a la MINURSO", escribe Margot Wallström en su cuenta de Twitter. 




La ministra de asuntos exteriores de Suecia Margot Walström, reafirmó este martes el apoyo de su país a la autodeterminación del pueblo saharaui durante las reuniones del Consejo de 
Seguridad sobre el conflicto en el Sáhara Occidental.

El 28 de junio del año 2016 Suecia fue elegido por un amplio margen como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU para el período 2017-2018

La jefa de la diplomacia sueca ha reafirmado "el apoyo" de su
Suecia al derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación y a los esfuerzos del Secretario General de la ONU y a su enviado especial para encontrar una solución "política" justa al conflicto en conformidad con los principios y objetivos de las Naciones Unidas. 

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunió hoy a puerta cerrada para estudiar el informe del Secretario General, Antonio Guterres, para votar sobre la reanudación del mandato de la misión de la ONU para el referéndum en el Sáhara Occidental, MINURSO.

Fuentes diplomáticas han informado que Francia y España (aunque no forma parte del organismo) rechazan el apoyo a la misión para supervisar la situación de los derechos humanos en el Sáhara Occidental.

Cabe recordar que el Parlamento sueco ya votó el reconocimiento de la RASD en 2011, pero el Gobierno de entonces, de centro-derecha, rechazó la moción. El actual primer ministro, Stefan Lofven -de centro-izquierda-, aclaró en Marzo de 2016 que no contemplaba un gesto inminente similar al que ya adoptó con Palestina, según publicó en su momento el diario The Local.

El conflicto saharaui se retrotrae a 1975, cuando España se retiró de su última colonia, sin tener en cuenta a la población saharaui, tras los acuerdos tripartitos de Madrid.