.

El Secretario General de la ONU presentará el día 7 su informe anual sobre el Sáhara Occidental.



01/04/2017 - EL CONFIDENCIAL SAHARAUI | ONU/ Sáhara Occidental.

Nueva York. 


Secretario general de la ONU/ foto de agencias
Redacción ECS Nacional


El Secretario General de Naciones Unidas, Antonio Guterres, presentará el próximo viernes, 7 de abril de 2017, su nuevo informe anual sobre el conflicto en el Sáhara Occidental al Consejo de Seguridad, según informa8 fuentes diplomática saharaui citada por este medio.

Después, el Consejo de Seguridad de la ONU estudiará la nueva resolución que extiende o no el mandato de la MINURSO.

En los meses previos a la presentación de dicho informe, hubo una serie de acontecimientos y acciones protagonizadas por las
partes y/o sus aliados, dirigidas a intentar influir inicialmente al SG, y posteriormente al Consejo de Seguridad.

Se espera que en las próximas semanas el Consejo de Seguridad se pronunciará sobre una resolución que prorroga la estancia en el terreno de la MINURSO. Según fuentes diplomáticas, el actual borrador tampoco incluye ninguna mención sobre la posible vigilancia en materia de Derechos Humanos en los territorios ocupados el Sáhara Occidental.

Guterres abordará dicho informe en una reunión con el Consejo de Seguridad de la ONU en una sesión a "puerta cerrada" y posteriormente comparecerá ante la prensa.

La ONU urge a Marruecos y al Frente Polisario a retomar las negociaciones "sin condiciones previas y de buena fe" con el fin de lograr una "solución política justa, duradera y mutuamente aceptable, que prevea la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental".

El Frente POLISARIO ya ha hecho “un llamamiento urgente al nuevo Secretario General de la ONU, en una carta escrita del presidente saharaui, Brahim Ghali, a presionar a Marruecos para que respete la legalidad internacional y cumpla con sus compromisos firmados como parte del plan de paz de 1991”.

Todo hace temer que se reanuda el enfrentamiento bélico, idea con la que el Frente Polisario ha amenazado en varias ocasiones debido al punto muerto en que se encuentran las negociaciones desde casi diez años.