.

El polisario advierte que cualquier cambio en la naturaleza del conflicto, puede ser catastrófico.



Nueva York, 27/04/2017 - ElConfidencialSaharaui.Com | debates del CSNU.


Presidente saharaui/AFP.

El coordinador saharaui con la Minurso, Mhamad Jadad, ha advertido hoy que cualquier cambio puede ser catastrófico y derivar en una lucha aún mas complicado.

El mandatario saharaui ha tachado el último informe del Secretario general de la ONU de incompetente y que intenta cambiar la naturaleza del conflicto.

"El conflicto del Sáhara Occidental está aún pendiente de descolonización, así como lo exigen los estatutos de las Naciones Unidas y la corte internacional de La Haya", dijo Jadad.

El informe anual del ecretario General de la ONU sobre el Sáhara Occidental fue calificado por saharauis y expertos como el peor de la historia.

Jadad que se encuentra actualmente en Nueva York junto a una amplia delegación saharaui en vísperas de los debates de la ONU ha denunciado que el último informe del Secretario General es imparcial.

El informe presentado la madrugada del pasado 11 de abril al Consejo de Seguridad, que según expertos, "viola las resoluciones de la ONU y complacientes con Marruecos".

Han pasado ya 42 años, una misión especial de la ONU, 6 secretarios generales, 4 enviados personales, 45 informes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, 49 informes de distintos secretarios generales de la ONU y la situación del pueblo saharaui sigue siendo la misma que en 1975.

Sin embargo, la ONU sigue haciendo creer al pueblo saharaui que puede solucionar el conflicto con informes o declaraciones periódicas para levantar el ánimo a los saharauis, una jugada sociológica muy sucia que, sorprendentemente, aún les funciona. La realidad es que el conflicto saharaui y el asunto del último país africano sin descolonizar ha sido un colosal fracaso, absoluto y sin precedentes para la ONU, por mucho que traten de maquillarlo.

El derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación es inalienable e irrefutable, y como nos ha enseñado la historia, los derechos jamás se han ganado en despachos modernos de la ONU o en asambleas de falsos amigos, el pueblo saharaui necesita un golpe en la mesa, redirigir su futuro, empezar a ser un estado con territorio reconocido y dejar de ser el hazmerreír de cada país o alto cargo político extranjero que lanza palabras venenosas al público que sirven para calmar la tensión del pueblo saharaui y mantenerles in situ. Llegados a este punto, uno se pregunta si la ONU es verdaderamente necesaria y prescindible.

42 años colonizados y tirados en mitad de un desierto remoto, es demasiado, y cada día que pasa, más lejos están de la independencia y permiten a Marruecos consolidarse y afianzarse aún más. Cada saharaui debería repasar el pasado y ver si realmente han avanzado algo en el conflicto o este ha empeorado.