.

La Confederación Intersindical denuncia y condena la represión marroquí contra los trabajadores saharauis.

Madrid. - 2/4/17 - El Confidencial Saharaui.


El sindicato de trabajadores, Conferencia Intersindical, denuncia y condena la represión marroquí llevada a cabo hace dos semanas contra los trabajadores saharauis. Y exige la liberación de todos los presos políticos saharauis.

COMUNICADO ÍNTEGRO:

Junto a la falta de los más elementales derechos humanos, como el derecho de reunión, asociación o manifestación, la población saharaui está sufriendo de manera continuada la represión por parte de las fuerzas policiales y militares marroquíes que ocupan ilegalmente el territorio del Sáhara Occidental desde hace ya 41 años. 

El pasado 23 de marzo se produjo un grave episodio más de esa dura represión. En la madrugada de ese día, personas desempleadas saharauis ocuparon un autobús de la empresa Fosbucraa en protesta por la discriminación en el acceso a un puesto de trabajo que se les niega de manera reiterada por el hecho de ser saharauis. Centenares de saharauis se sumaron a la protesta exigiendo trabajo digno y contra la explotación de sus recursos naturales. 

Hay que tener en cuenta que la población saharaui sufre un altísimo nivel de paro, dado que los puestos de trabajo están siendo ocupados sistemáticamente por colonos o personas marroquíes que vienen de otras ciudades de Marruecos al Sahara Occidental. Y los recursos naturales saharauis están siendo saqueados de manera ilegal por parte del Gobierno de Marruecos y las empresas que los explotan: fosfatos, pesca, arena, productos agrícolas, energía solar, etc. 

Ante las masivas protestas de la población saharaui por esta situación, el Estado marroquí y sus fuerzas policiales y militares actuaron de manera brutal contra la población que exigía sus más elementales derechos. El autobús en el que se encontraban las personas desempleadas saharauis fue atacado con piedras, productos inflamables, agua a presión… causándoles incluso la asfixia y golpeándoles con porras y barras de hierro al salir de tal infierno. La población que se sumó a las protestas sufrió también la misma represión: golpes con porras y barras de metal, palizas, patadas, puñetazos por parte de personal uniformado y otros vestidos de civil. De todo ello hay escalofriantes testimonios gráficos que demuestran la crueldad y la brutalidad de la represión ejercida contra la población saharaui, que sufrió un número indeterminado de heridos y detenciones. 

Estos hechos coinciden con el juicio que se está celebrando en Rabat contra el grupo de Gdeim Izik, anteriormente condenados por un tribunal militar a penas de 20 años a cadena perpetua, precisamente por manifestarse por las mismas reivindicaciones llevadas a cabo estos días por la población saharaui durante el denominado Campamento de la Dignidad, donde se concentraron más de 20.000 saharauis en el año 2010. Campamento que también fue violentamente desmantelado por las fuerzas militares y policiales marroquíes. 

Desde la Confederación Intersindical:  


  • DENUNCIAMOS LA REPRESIÓN ejercida por el estado marroquí contra la población civil saharaui y LA IMPUNIDAD con la que actúa. 
  • Exigimos la PUESTA EN LIBERTAD DE LOS DETENIDOS POR ESAS PROTESTAS Y DE LOS PRESOS POLÍTICOS saharauis. 
  •  DENUNCIAMOS LA COMPLICIDAD Y EL SILENCIO de la comunidad internacional y la mayoría de medios de comunicación, que ocultan hechos tan graves como los que están sucediendo en el Sahara Occidental. 
  • Exigimos que a la Misión de Naciones Unidas en el Sahara Occidental (MINURSO) se la dote de COMPETENCIAS EN LA SUPERVISIÓN Y VIGILANCIA DE LOS DERECHOS HUMANOS y que se fije de una vez la FECHA DE LA CELEBRACIÓN DEL REFERÉNDUM de autodeterminación. 


Porque sólo el cese de la ocupación, el respeto a los derechos humanos, la puesta en libertad de los presos políticos saharauis y el respeto al derecho a la autodeterminación y a la independencia del pueblo saharaui puede solucionar este conflicto.