.

A tan solo un mes de la renovación más tensa de la MINURSO.

Nueva York. - 25/3/17 - El Confidencial Saharaui.

El próximo 29 de Abril de 2017, el Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá de nuevo para abordar un tema que cada vez es más candente, el conflicto del Sáhara Occidental, en este caso, el mandato de las fuerzas de paz de la MINURSO y su renovación por un año más en un momento más que delicado y que cada vez es más complejo.

REDACCIÓN: ECS/NACIONAL

El día 31 de Abril de 2017 es muy crucial tanto para la ONU como para el conflicto saharaui, ya que es el último día del mandato de la MINURSO, excepto si la renuevan. Cabe recordar que la renovación del año pasado estuvo marcada por la gran polémica y arrogancia del régimen de Marruecos al expulsar al personal de la MINURSO y recortar su gasto económico, llegando incluso a organizar manifestaciones en contra de Ban Ki-moon, lo que enojó a este y provocó un conflicto diplomático entre la ONU y Marruecos que aún sigue su curso. Todo esto por no imponer medidas disciplinarias contra el régimen marroquí que se salta las leyes y resoluciones con el beneplácito de un país del Consejo de Seguridad que le apoya, Francia.

Este año será diferente, pero no menos polémico. Solo cambia una cosa, el Secretario General de la ONU, que ahora es el ex alto comisionado de los refugiados, António Guterres y que tampoco cae bien en Rabat. Ya que se mostró como una luz al final del túnel para el conflicto saharaui, incluso viajó a los campamentos saharauis en 2009 y mostró su preocupación. Esperemos que ahora en el máximo cargo, actúe en consecuencia.

El año pasado se llegó al extremo de establecer un ultimátum a Marruecos para que reintegre a los miembros de la MINURSO expulsados, y que acabó con la intervención de EE.UU en el Consejo de Seguridad con una propuesta que fue la aceptada y actualmente vigente.

Este año, tras la muerte de quien fue el líder del Frente Polisario, Mohamed Abdelaziz, del incidente de El Guerguerat en el que Marruecos violó el alto el fuego, de la resolución del TJUE que excluye al Sáhara Occidental de los acuerdos comerciales con Marruecos, el ilegal juicio contra los presos políticos saharauis y las continuas violaciones de derechos humanos que se producen en los territorios ocupados, dejan el listón muy alto y hacen crecer la incertidumbre.

Se prevé que la reunión del Consejo de Seguridad del próximo Abril sea muy tensa y absolutamente impredecible. 

ARCHIVO / El Consejo de Seguridad votando el año pasado por la MINURSO.