.

Ministro de defensa saharaui exige a Marruecos retirar sus tropas de la zona de El Guerguerat.

Nuakchot, 24 feb (EFE).- El Confidencial Saharaui.



Tropas saharauis/ECS, Redacción EFE.


El ministro de Defensa de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Abdalá al Bellal, exigió a Marruecos retirar sus efectivos militares de la zona de Guerguerat, en el extremo sur del Sáhara Occidental, a las posiciones que ocupaban antes del pasado agosto.

En una entrevista concedida esta semana al portal mauritano Masarat, Al Bellal sostiene que en estos momentos hay una distancia de menos de 120 metros entre los soldados del Frente Polisario desplegados en esa zona fronteriza con Mauritania y los del ejército marroquí.

Según Al Bellal, las fuerzas saharauis se encuentran en la zona permanentemente desde el pasado agosto para impedir al avance del ejército marroquí hacía las fronteras de Mauritania en su cometido de supuestamente completar la construcción de una carretera asfaltada entre Guerguerat y el país vecino.

En su respuesta a una pregunta sobre si Polisario puede cerrar el paso fronterizo de Guerguerat entre Mauritania y el territorio del Sahara Occidental para cortar la conexión entre Marruecos y el sur del Sáhara, el ministro dijo que "es posible", sin más precisiones.

Asimismo, explicó que el presidente saharaui, Brahim Gali, visitó últimamente esa zona fronteriza desde los campamentos de Tinduf y llegó hasta la costa del Océano Atlántico desplazándose únicamente por los territorios "liberados", pero en ningún momento recibió una ayuda extranjera para hacerlo.

En agosto pasado Marruecos penetró en la llamada "zona tapón", para construir una carretera en la zona de Guerguerat, un área que el Polisario considera como "territorio liberado".

Esa acción fue considerada por el Frente Polisario como una violación del alto el fuego decretado en 1991.

Ese año, ambos contendientes llegaron a un acuerdo para poner fin a casi dos décadas de conflicto armado que incluía la convocatoria de un referéndum de autodeterminación que a día de hoy aún no se ha celebrado. EFE