.

Martos elabora cien metros de Roscón de Reyes para ayudar a menores refugiados saharauis.

MARTOS (JAÉN), 4 Ene. (EUROPA PRESS) - El Confidencial Saharaui.


La panadería Manolete, de Martos (Jaén), ha comenzado ya a preparar los cien metros de Roscón de Reyes de los que saldrán unas 1.400 porciones que se venderán a un euro este jueves después de la tradicional cabalgata y cuyos fondos irán destinados al programa Vacaciones en Paz para que menores refugiados saharauis puedan volver a la localidad el próximo verano.

Foto de Europa Press/Jaén hoy
Jesús Gómez, cuya familia acoge a menores saharauis, ha indicado a Europa Press que se trata de una iniciativa en la que se ha volcado todo el municipio. De hecho, han sido los comerciantes los que han sufragado los ingredientes de este roscón gigante mientras que la panadería se ha ofrecido a elaborarlo de una manera artesanal.

Manuela Cazalla ya tiene el horno a pleno rendimiento. Desde este martes lleva ya trabajando en la masa madre y a partir de este miércoles se mete de lleno en su elaboración con el aliciente de que algo tan dulce servirá para hacer menos amarga la vida de los pequeños refugiados saharauis, exiliados en el campamento de refugiados del desierto de Tinduf(Argelia).

Huevos, levadura madre, harina especial, agua de azahar, nata, bonbón, frutas de colores e ingredientes secretos con los que esta pastelería marteña quiere sorprender a una localidad que ya espera expectante para formar parte de este récord. 

"No puedo decir qué cantidades de cada ingrediente, pero buena voluntad y cariño lo va a llevar a raudales", ha dicho Manuela a Europa Press.

Las manos que darán forma a este dulce gigante son las de Manuela y las de su padre Manuel Cazalla, de 72 años. Lo harán en el horno más antiguo de la localidad que lleva funcionando 42 años. Manuela ha indicado que les queda toda la noche por delante de trabajo porque su roscón "no es industrial, es de los de toda la vida y eso requiere tiempo y paciencia".

Manuela ha reconocido sentirse "muy nerviosa" y reitera que solo espera que todo salga bien. "Yo no quiero fama ninguna, yo solo quiero que todo esté perfecto y que sea para un bien", ha indicado la que será una de las artífices de esta idea a la que se sumó para ayudar a las familias que acogen a menores saharauis en verano y que son clientas suyas.

El roscón se podrá degustar después de la Cabalgata de Reyes, en la cuesta del teatro municipal, en el parque Manuel Carrasco. Manuela ha asegurado que pondrá sus cinco sentidos "y alguno más" con el propósito de ayudar a las familias de acogida.

Jesús Gómez ha indicado que con los fondos que se obtengan se destinarán al programa Vacaciones en Paz de la Asociación de Apoyo al Pueblo Saharaui de Jaén con el que el próximo verano una decena de niños refugiados podrán pasar el verano en la localidad, y más de cien en toda la provincia.

Durante todo el año, las familias de acogida de Martos se organizan para recaudar fondos y así contribuir a sufragar los gastos de los viajes de estos menores que pasan sus vacaciones en tierras jiennenses.

El programa Vacaciones en Paz se viene desarrollando en la provincia desde 1992 como respuesta al exilio que la población saharaui sufre lejos de su país. Durante los últimos meses organizaciones internacionales han denunciado la escasez de ayuda humanitaria en los campamentos de Tinduf, y la población saharaui se queja de la poca iniciativa de la comunidad internacional para resolver un conflicto que les mantiene desde hace 41 años en el exilio.