.

Francia y España violan la resolución del TJUE y siguen exportando productos del Sáhara Occidental.

Las Palmas, 15/01/2017 - El Confidencial Saharaui.



  • Francia y España violan la resolución del TJUE y siguen comercializando ilegalmente productos saharauis de los territorios ocupados.

La Guardia Civil española ha confirmado hoy domingo 15 de enero que el barco "Key Bay", que llegó ayer a Las Palmas y ya ha partido hacia Francia, transportaba aceite de pescado procedente del Sáhara Occidental ocupado.

El buque ''Key Bay'' llegando a Las Palmas/ECS
Redacción agencia EFE.

Las Autoridades Portuarias de Las Palmas han confirmado hoy domingo 15 de enero que el buque "Key Bay", que atracó ayer en el puerto de La Luz de la capital Gran-Canaria y ya ha partido hacia Francia, transporta aceite de pescado procedente del Sáhara Occidental ocupado, según una inspección efectuada por la Guardia Civil.

Según informó la agencia Efe, el barco cargó el aceite de pescado en El Aaiún, capital del Sáhara Occidental, como se había alertado Western Sahara Resource Watch, así como en Nouadhibu, Mauritania, que entró en el puerto Gran-Canario para suministro de combustible y que el registro de la Guardia Civil de la carga y documentos no derivó en incidencia alguna.

La Guardia Civil de España recibió una denuncia, por lo que llevó a cabo la inspección de la carga y documentos "sin detención ni comunicación de incidencias", por lo que se operó con el buque cisterna, de bandera de Gibraltar, como con el resto de embarcaciones autorizadas por las autoridades competentes.

Izquierda Unida Canaria había alertado de la llegada de este buque a la capital Gran Canaria, así como que podía contener aceite de pescado del Sáhara Occidental para su exportación de forma ilegal a la Unión Europea (UE), después de que le pusiera sobre aviso Western Sahara Resource Watch, Observatorio internacional de los recursos del Sahara Occidental integrado por organizaciones y activistas.

El buque vulneró la reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la UE que clarificó la prohibición de incluir productos saharauis en el acuerdo comercial comunitario con Marruecos.