.

El pueblo saharaui, breve historia de una injusticia.


Bojador, 29/01/2017 - El Confidencial Saharaui.


Campamentos de refugiados saharauis.

''La Historia hará justicia al pueblo saharaui"


Desde hace más de 41 años los habitantes de la antigua provincia 53, el “Sahara Español”, se encuentran padeciendo una situación de injusticia y abandono por parte de España: 
El Sáhara Occidental fue territorio español desde finales del siglo XIX.

Campamentos saharauis/Archivo
Redacción ECS Nacional.

En el año 1975 el gobierno español iba a realizar un referendum de autodeterminación mediante el cual el pueblo saharaui decide sobre su futuro libremente sin embargo esto no fue así. Según los documentos de la CIA, España pactó en secreto con Marruecos los términos de la marcha verde para la invasión militar de su provincia número 53.

En los documentos se hallan las conversaciones entre el Rey de España Juan Carlos y Wells Stabller, embajador de los Estados Unidos. Según estos documentos desclasificados, quedaría claro que el rey emérito no se limitó a mediar en el conflicto de la retirada del Sáhara Occidental del Ejército español, sino que habría pactado, en secreto, con EE UU y Marruecos los términos de la invasión militar del territorio saharaui.

Este es un vídeo sencillo que muestra la situación de este pueblo abandonado: 


Las más de 190.000 personas que viven actualmente en los campamentos de refugiados saharauis, suroeste de Argelia, se encuentran en unas condiciones muy extremas y en una crisis alimentaria, los refugiados se enfrentan a un duro invierno de hambre y frío.

La mayoría de los saharauis viven en jaimas (Tiendas de campaña) y sin ningún tipo de fuente de calefacción ni de electricidad. Si sigue la situación actual, los refugiados "no podrán soportar la situación.

Tras el abandono por parte de España, el pueblo saharaui encontró su refugio en el área de la Hamada argelina, una de las regiones más inhóspitas del planeta, al suroeste de Argelia, en la frontera de Mauritania, Sáhara Occidental y Marruecos.