.

El presidente de Zambia, quien dejó plantado a Mohamed VI, recibe a Brahim Ghali.


Bojador (Campamentos saharauis), 10/01/2017 - El Confidencial Saharaui.




El Presidente de la República de Zambia, el Sr. Edgar Chagwa Lungu recibió este lunes al presidente saharaui, Sr. Brahim Ghali quien se encuentra de visita de trabajo a este país del África Austral, informó la presidencia de la RASD en una nota de prensa.


Zambia recibe a Brahim Ghali/Presidence Zambie, 
Redacción ECS.

La República de Zambia y la República Saharaui han decidido reforzar sus relaciones bilaterales en beneficio y el bienestar de los dos estados , según un comunicado difundido hoy por SPS.

Edgar Lungu aseguró al presidente saharaui que la República de Zambia continuará promoviendo las relaciones entre el Frente Polisario y Marruecos para encontrar una solución pacífica al conflicto del Sáhara Occidental.

Lungu desea ratificar la adhesión del Gobierno de la República de Zambia a los principios del Acta Constitutiva de la Unión Africana que subrayan la necesidad de resolver todos los conflictos a través de la política del diálogo.

Por su parte el presidente saharaui, Brahim Ghali, expresó su reconocimiento al gobierno y el pueblo de Zambia por su apoyo permanente al pueblo saharaui.

El presidente de Zambia Edgar Lungu ha dejado plantado al rey de Marruecos Mohamed VI y no le recibe.

El presidente de Zambia, Edgar Lungu no accedió a recibir al rey de Marruecos, Mohamed VI, quien tenía la intención de visitar su país. Tampoco quiso recibir a un consejero suyo. Así lo han anunciado medios marroquíes durante la visita del monarca.

El presidente de Zambia no contaba con la visita de Mohamed VI y dejó plantado al monarca marroquí.

Zambia es un país que apoya abiertamente al Frente Polisario y a la República Árabe Saharaui Democrática (RASD). Y defiende su derecho a la autodeterminación e independencia, rechazando la ocupación marroquí y su 'ficticia' soberanía sobre el territorio.

Edgar Lungu no estaba dispuesto a recibir a Mohamed VI y anunció una visita sorpresa a Sudáfrica horas antes de la llegada de Mohamed VI.

El rey de Merruecos enojado suspendió inmediatamente la visita y se marchó a Marruecos antes de aterrizar en Lusaka ya que fue informado de la negativa del presidente de Zambia.