.

Marruecos es sacudido por oleada de protestas contra la marginación.


Alhucemas (Marruecos), 10 dic (EFE).- El Confidencial Saharaui.




Decenas de miles de personas se manifestaron hoy de nuevo en la ciudad rifeña de Alhucemas, en el norte de Marruecos, para denunciar, entre otras cosas, la marginación en la que vive su región.
Imagen de las protestas de hoy en Alhusemas/Marruecos. Foto Lakum

La protesta pacífica de hoy, que coincidía con la celebración del Día Internacional de los Derechos Humanos, fue convocada porque se cumplen cuarenta días de la muerte violenta del joven Mohcen Fikri, el pasado mes de octubre en esa misma ciudad mediterránea.

Uno de los participantes, Tariq Abidar, un profesor de 40 años de edad, dijo a Efe que se unió a la protesta de hoy para pedir el fin de la "hogra" (represión y humillación) y para exigir que el Estado preste más atención al Rif que sufre, a su juicio, marginación y desempleo.

La muerte el pasado 28 de octubre de Fikri, de 31 años, aplastado entre los mecanismos de un camión de basura -al que se había subido para tratar de impedir que le confiscaran media tonelada de pez espada- fue la chispa que sacó a las calles a miles de personas en las últimas semanas, sobre todo en Alhucemas.

Los manifestantes de hoy, muchos de ellos llegados de otras ciudades del país, gritaron consignas en las que exigieron justicia para Fikri y denunciaron lo que consideran una política de marginación ejercida por las autoridades centrales contra esa región.

Una de las reivindicaciones más urgentes de la protesta de hoy es que vean la luz los resultados de las investigaciones judiciales sobre la muerte del joven vendedor de pescado, tal como aseguró a Efe la activista Samira al Saguir.

"Hemos caminado 40 kilómetros para poder participar en la protesta y para decir basta de injusticia, basta de 'hogra'. Ninguno de nosotros quiere tener el fin trágico de Fikri", dijo a Efe Amhamed Ahuchi, un agricultor de 70 años, procedente de la localidad de Ait Abdelah, al oeste de Alhucemas.

Los manifestantes marcharon por varias de las calles principales de la ciudad y volvieron a concentrarse en la céntrica plaza de Mohamed VI donde corearon lemas y escucharon los discursos de los organizadores de la manifestación.

La semana pasada, hubo varias protestas contra la corrupción y la marginación en poblaciones cercanas a Alhucemas, como Imzuren, Beni Buayach, Ait Abdelah y Trugut.

"En todas las aldeas que hemos visitado, los ciudadanos se quejaron de la represión ejercida contra ellos por las autoridades"
, precisó en una alocución hoy ante los manifestantes el destacado líder de las protestas Naser al Zafzafi.

Añadió que los activistas intensificarán más sus manifestaciones en el futuro con más concentraciones de protesta en las poblaciones aledañas a Alhucemas.

Otra de las quejas es que, además de la detención de una decena de sospechosos en relación con la muerte de Mohcin, las autoridades marroquíes han ignorado en todo momento las protestas multitudinarias de Alhucemas y las reivindicaciones de los manifestantes.