.

La Comisión Africana de la UA ve ''muy difícil la adhesión de Marruecos al organismo''.


Adis Abeba, 06/12/2016 - El Confidencial Saharaui.

Agnecias.

La Comisión Africana de la Unión Africana contestó ayer a Marruecos, ''la moción de suspensión” de la RASD. Una suspensión imposible, sobre todo por el hecho de que ningún acto anticonstitucional le ha sido reprochado a la República Saharaui''.


                   Foto de Dlamini Zuma junto con un consejero del rey de Marruecos/Archivo.

Comisión de la Unión Africana (CUA) respondió por primera vez a las críticas de Marruecos sobre ''su adhesión'' a la Unión Africana (UA), señalando que se debe esperar los resultados de la consulta.

La posible adhesión de Marruecos a la UA se ha convertido en una confrontación entre las dos partes (La Comisión Africana y Marruecos), lo que confirma que el regreso de Marruecos al bloque africano no será fácil.

Marruecos ha acusado, el pasado 30 de noviembre el año 2016, en una declaración oficial, a la presidenta de la Comisión Africana Nkosazana Dlamini-Zuma, que según el ministro marroquí de Asuntos Exteriores, estaba obstaculizando el retorno de Marruecos a la Unión Africana.

Según un comunicado difundido por la Comisión de la UA en el que se aclara que Marruecos no participó en la 27 Cumbre del organismo y que su intención de retornar ''no estaba en la agenda de la Cumbre''.

El comunicado también hace alusión al artículo 29 del Acta Constitutiva de la UA relativa a la admisión de nuevos miembros. Allí, se explica que inicialmente se debe presentar la intención de ser miembro de la UA ante el Presidente de la Comisión, el cual deberá transmitir dicha información a los Estados miembros.

Luego, el Presidente de la Comisión recibirá la decisión de cada uno de los Estados miembros, quién a su vez deberá comunicar la decisión de los miembros de la UA a Marruecos.

A su vez, la expulsión solo es posible cuando el país no respeta las leyes del organismo o cuando se ha visto afectado por un golpe de Estado.

La Comisión Africana aseguró que informará a Marruecos de los resultados finales.

En septiembre Marruecos formalizó su petición, a través del presidente de la República de Gabón, Ali Bongo Ondimba, de ingreso a la Unión Africana. Y desde entonces intensificó su actividad diplomática en el continente africano.

El Bloque de los miembros de la UA se divide en dos partes; la mayoría apoyan a la RASD. Entre ellos los Estados con mayor Producto Interior Bruto de África; Sudáfrica, Nigeria, Kenia y Argelia. También Túnez, Egipto y Mauritania, han expresado su apoyo a la RASD.

La segunda parte, según fuentes diplomáticas próximas a la Comisión Africana, 14 de los 54 países miembros de la UA apoyan la expulsión de la RASD. Entre ellos se encontraban Gabón, Libia, Sudán y varios del África Occidental, donde Marruecos ha ejercido desde siempre mayor influencia.

Y según la misma fuente indicó que África no aceptará bajo ningún concepto a un país que no respeta las fronteras del colonialismo y tilda de ''difícil la adhesión de Marruecos al organismo''.

Todos estos acontecimientos ponen de relieve la difícil situación en la que se encuentra Marruecos en su intento de volver al seno de la Unión Africana.

Marruecos abandonó la Organización para la Unidad Africana (OUA), organización que más tarde sería reemplazada por la Unión Africana (UA), en rechazo a la admisión de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).