.

En el 2016, Marruecos expulsó a 97 personas por activismo prosaharaui.

Madrid. - 28/12/2016 - El Confidencial Saharaui.

Según ASVVDH, asociación saharaui, Marruecos expulsó de su país a un total de 10 personas, mientras que desde los territorios ocupados saharauis expulsó a 87, la mayoría de ellos españoles. Todos ellos por activismo prosaharaui.


Derechos Humanos.

Estas cifras han sido recogidas por la única organización saharaui legal en los territorios ocupados, la Asociación Saharaui de Víctimas de Violaciones de Derechos Humanos. Cabe destacar que estos datos no están contrastados con fuentes oficiales ni gubernamentales, ya que las autoridades marroquíes no informan de las expulsiones, solo informan de ello los expulsados al regresar a su país de origen.

El 80% de los expulsados son europeos, de los cuáles, la mayoría son españoles. Concretamente 23, de distintas profesiones; periodistas, abogados, catedráticos, políticos, juristas.

Todos tienen algo en común y es que habían llegado al Sáhara Occidental para participar en alguna actividad organizada por la ASVVDH o por otros grupos independentistas, manifestaciones de apoyo e.t.c

En la mayoría de los casos, los expulsados ni siquiera pisan la ciudad de El Aaiún ocupado, la propia policía del régimen marroquí penetra en el avión, detiene a la persona en cuestión y lo retiene varias horas o días hasta lograr un vuelo de vuelta a su país de origen. Es de recordar que ninguno recibe la orden de la expulsión por vía legal.

En cuanto a la notificación, en muchos casos, nadie se entera hasta que los expulsados informen de ello desde su propio país.

El gobierno marroquí, para tratar estas noticias, en 2015, se le ocurrió ordenar a Mustafa Jalfi informar sobre los datos estadísticos de turismo de la ciudad de El Aaiún ocupado, las declaraciones de Jalfi fueron que un total de 20.000 personas llegaron a El Aaiún por motivos turísticos, comerciales y culturales, obviando hablar de los expulsados.

El Gobierno marroquí tiene bien dominadas las entradas de extranjeros en los territorios ocupados saharauis, ya sean por tierra o por aire, están severamente restringidas, y los que consiguen llegar son estrechamente vigilados. Los policías tienen una serie de requisitos para detectar si una persona es sospechosa de colaborar con los independentistas saharauis, en caso de sospecha, se procederá a la expulsión sin mediar palabras con la víctima.

Si bien no son agredidos, ya que podrían crear un conflicto diplomático, hace varios años una mujer española, Carmen Roger, fue bestialmente apaleada por elementos marroquíes y la expulsaron a Canarias. El Gobierno español hizo caso omiso a las denuncias recibidas por el trato de los españoles por las fuerzas marroquíes en los territorios ocupados saharauis.