.

Tras dos días retenida en Marruecos, Suelma Beiruk viaja hacia Argel.

Argel, 08/11/2016 - El Confidencial Saharaui.

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN (14:15).

ÚLTIMA HORA | El avión que transporta Suelma Beiruk aterrizó en Argel. Suelma se encuentra a salvo y sin problemas. Más tarde ampliaremos esta información.


Tras una declaración por teléfono, la vicepresidenta del PAP aseguró que ya le permiten viajar con destino a Argelia. En un vuelo que parte ahora a las 12:00.


Las autoridades de Marruecos accedieron hoy a permitir la salida del país de la vicepresidenta del parlamento africano, Suelma Beiruk, luego de ser retenida a su llegada al aeropuerto de Marrakech el pasado día 6 de noviembre, según declaró la vicepresidenta a El Confidencial Saharaui

Suelma Beiruk llegó a Marruecos el pasado 6 de noviembre para participar en la cumbre sobre el cambio climático, COP22, como la vicepresidenta del parlamento africano.

Suelma aseguró que las autoridades de Marruecos le impiden la entrada en el país sin explicar el motivo.

La vicepresidenta del PAP había viajado hasta Marruecos para asistir a la inauguración de la 22 cumbre sobre el cambio climático. 

En un primer momento, la vicepresidenta ha sido informada de que va ser enviada de vuelta a Argelia en el primer avión disponible, lo que finalmente no se ha producido y las autoridades de Marruecos les ha obligado viajar a Nouakchot, Mauritania.

La vicepresidenta de parlamento panafricano, la saharaui Suelma Beiruk, ha relatado en una declaración a este medio que a su llegada al aeropuerto de Marrakech se le solicitó el pasaporte y, tras 30 minutos de espera, se le negó la entrada al país magrebí. Permaneció dos días en aeropuertos entre Casa Blanca Y Marrakech.

Tras comunicarle que será devuelta a su lugar de procedencia en el vuelo de las 16:00 hora local (17.00 hora peninsular) con destino a Orán, las autoridades marroquíes le denegaron viajar en dicho vuelo y la obligan nuevamente viajar a Mauritania.

Señora Beiruk ha indicado también, que en los dos días que estuvo retenida en los aeropuertos de Casa Blanca y Marrakech, permaneció en una sala "sentada en una silla durante todo el día" bajo la vigilancia de personal de seguridad. Denuncia el trato de las autoridades de Marruecos.