.

ONU pide a Marruecos compromiso en negociaciones sobre el Sáhara Occidental.



El Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas pidió hoy a Marruecos que se comprometa de manera decidida en negociaciones diplomáticas sobre el estatus del Sáhara Occidental de modo que "se permita la realización del derecho a la autodeterminación" de ese pueblo.


Marruecos, junto con otros países, presentó un informe periódico sobre su situación de derechos humanos a ese Comité, que es la entidad responsable de vigilar el cumplimiento del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos ratificado por 167 países.



En su propio informe -redactado tras examinar el presentado por Marruecos y de la comparecencia de la delegación enviada por el Gobierno de Rabat-, el Comité lamenta los "progresos limitados en la cuestión de la autodeterminación del pueblo del Sahara Occidental".

Asimismo, expresa preocupación frente a las informaciones que indican que Marruecos no estaría consultando de forma apropiada al pueblo sobre la explotación de los recursos naturales en ese territorio.

En vista de ello, el Comité -constituido por destacados expertos independientes- pide a Marruecos que "refuerce el proceso de consulta" con el pueblo saharaui para "obtener su consentimiento previo, libre e informado sobre la realización de proyectos de desarrollo y operaciones extractivas".

Asimismo, lamenta los "límites a la circulación del pueblo del Sahara Occidental" debido al muro de arena que separa la parte controlada por Marruecos -levantado por este país aduciendo fines "defensivos"- de la "zona tapón", un área que el Frente Polisario considera "territorios liberados".

A este respecto, pide a las autoridades marroquíes tomar medidas para permitir que la población en el Sáhara Occidental pueda "circular libremente y de manera segura entre una parte y otra del muro", y que continúe con el retiro de las minas en las áreas aledañas.

"El muro de arena, que limita la libertad de circulación del pueblo del Sahara Occidental debido al reducido número de puntos de acceso abiertos a los civiles y a la presencia de minas y otros explosivos de guerra, pone en peligro la vida y la seguridad de la población", exponen los expertos de la ONU.

En el apartado de su informe dedicado a las prácticas que van en contra del principio de igualdad entre hombres y mujeres, el Comité menciona que persisten normas que discriminan a las mujeres como el hecho de que la poligamia siga estando autorizada.

Asimismo, las mujeres se ven en situación de desventaja con respecto a los hombres en situaciones de divorcio y en litigios para la custodia de los hijos y la herencia.

En ese sentido, el Comité considera preocupantes "el alto número de matrimonios polígamos", así como de uniones precoces, dos aspectos en los que alienta al Gobierno marroquí a actuar para que su incidencia "disminuya" hasta "hacerlos desaparecer".