.

Marruecos se adelantó a Trump y construyó el muro más largo del mundo y rodeado de minas anti-persona.

Madrid. 18/11/2016 - El Confidencial Saharaui.


Los ocupantes marroquíes del Sáhara Occidental ya se adelantaron a Donald Trump hace 36 año y construyeron el muro más largo del mundo, además de estar rodeado de minas anti-persona y custodiado por más de 120 mil efectivos del ejército marroquí.



Desde el comienzo de la guerra, Marruecos intentaba continuamente levantar el muro, pero todos intentos y muros construidos fueron penetrados y destruidos por el Frente Polisario. Finalmente y al octavo intento, con gran ayuda estratégica, logró levantar un muro que aún divide a familias saharauis.


El muro construido fue por Marruecos, financiado económicamente por el rey saudí Fahd bin Abdelaziz y los presidentes estadounidenses Jimmy Carter y Ronald Reagan y apoyado estratégicamente por expertos israelíes, a petición del entonces rey Hassan II. Es el muro más largo militarmente operativo de todo el mundo, con 2.720 km de longitud, rodeado de minas antipersona y antitanques. El muro de Palestina que construyó Israel tiene el mismo objetivo, usurpar territorios ajenos, mide 721 km, ocupando así el segundo puesto.


El propio pentágono estima que hay siete millones de minas químicas, que han dejado un saldo de más de 2.500 víctimas. Fue levantado por Marruecos en los años 80 tras el fuerte avance de los saharauis contra el ejército de la monarquía alauí mediante la guerra de guerrillas, logrando así debilitar al enemigo marroquí. 

Marruecos, construyó el muro bajo la excusa de que es para frenar los ataques terroristas, pero el muro realmente tiene fines expansionistas y separatistas entre la población saharaui. El ocupante ilegal de los territorios, tras la Firma de los Acuerdos Tripartitos entre la potencia colonizadora (España), Marruecos y Mauritania, comenzó arrasando con la población saharaui con intensos bombardeos de napalm y fósforo blanco (Masacres de Smara y Um Draiga en 1976).


Para construirlo, el ejército marroquí contó con la ayuda de expertos israelíes y la asistencia financiera de Arabía Saudí y de EE.UU. Los mismos expertos, participaron años más tarde en la construcción del Muro de Palestina.


Hassan II (derecha) y Ronald Reagan, Presidente de los EE.UU (izquierda).

Estos dos muros son los más conocidos de los que proliferan en el mundo. Todas políticas de último momento, presionadas por el contexto, donde en apariencia la fuerza se impone sobre la razón para controlar la población pobre y su capacidad de incidir en la civilización.

Si bien pueden ser leídas como medidas xenofóbicas e inhumanas, lo cierto es que su aplicación no reconoce partidos ni ideologías por más amplio rechazo que tengan en parte de la población.

Una muestra de lo que genera una sociedad enferma y un modelo de vida, cuyas únicas soluciones que se proponen parten de aislar a la población de su propio territorio.



Por Misión Verdad.