.

Embajador de Arabia Saudí "Bombardear a Yemen es necesario, como pegar a mi mujer"

Washington, 04/11/2016 - El Confidencial Saharaui.

Embajador saudí: Bombardear Yemen es necesario, como pegar a mi esposa.

Imagen de niños bombardeados en Yemen por Arabia Saudita y su coalición Árabe.

Durante una rueda de prensa en Washington, el embajador de Arabia Saudita en Estados Unidos, Abdulah Bin Faisal Al Saúd en una respuesta ha realizado un paralelo entre los ataques con bomba de racimo contra la población civil de Yemen y las palizas que da a su esposa, informa el portal Almanar.

Abdulah al ser preguntado por los periodistas, contestó a un periodista de la agencia theintercept.com que “eso (cuando el periodista pedió el fin de los ataques contra el pueblo yemení) es como si me pidieran que renunciara a pegar a mi esposa”.

El periodista norteamericano insistió mucho para que Abdulah diera una respuesta más clara y contundente, pero el embajador saudí le repitió lo mismo; “Vosotros sois agentes políticos, pero yo no soy un hombre político”.

El embajador saudí reiteró que la ofensiva militar que encabeza su país contra el pueblo yemení continuará hasta el final.

Al menos 600 civiles murieron y otros 1500 resultaron heridos en los bombardeos de la coalición árabe contra un funeral y un colegio en la capital. Entre las víctimas del bombardeo saudí hay mujeres, niños y ancianos.
  • En un año y medio, los terroristas de Al Qaeda y Daesh no han sido bombardeados ni una sola vez, donde precisamente la casa real saudí tiene un viejo proyecto petrolero.
Arabia Saudí dirige desde hace un año y medio una guerra que escapa a la atención del mundo. Con el pretexto de sofocar la rebelión de los hutíes en Yemen y de apoyar al presidente de su elección, Arabia Saudita emprendió una campaña de bombardeos aéreos y terrestres, con la ayuda de una coalición árabe y el beneplácito de Estados Unidos y la Unión Europea y de la ONU, para destruir el país al mismo tiempo que permite al Estado Islámico (DAESH) ir conquistando territorios yemeníes.