.

Egipto reconocerá a la RASD y genera polémica en Marruecos.


El Cairo, 29/11/2016El Confidencial Saharaui.




Marruecos quiere impedir el reconocimiento de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) por parte del Gobierno de Al-Sisi y para ello Marruecos suspende temporalmente sus relaciones diplomáticas con Egipto dejando en suspenso inversiones entre las dos países. Según informa el diario de mayor circulación en Egipto, Al Ahram.

                                                                            Foto de Anadulu Agency/Gettyimages.


Según explicó el editor del diario, Kaml Abdallá, ''La causa saharaui tiene amplio respaldo en en la Unión Africana, países al que viajan con frecuencia cargos saharauis y donde también hay una representación permanente del Frente Polisario, fundador de la RASD''.

Marruecos junto con los Estados del Golfo Pérsico se ha retirado de la IV Cumbre África-Mundo Árabe debido a la presencia de una emblema de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) como miembro fundador de la Unión Africana.

Kaml, añade, ''es que Marruecos nunca podrá soñar con un Gran Magreb". También calificó ''de injusto que los saharauis llevan más de 40 años en el exilio tras la marcha verde y la invasión militar marroquí''.

''La cuestión del Sáhara Occidental es causa de diferencias entre las autoridades en Egipto y Rabat por lo que muchos analistas califican la decisión de Abdelfatah Al-Sisi es como reconocer a la RASD'. Subrayó.


Por otra parte, El Ministro marroquí de Asuntos Exteriores Salah Eddine Mezouar , en declaraciones a EFE, reconoció que su país no pidió la expulsión de la RASD y calificó en aquel momento de “histórica" la decisión de los Estados del Golfo.


Kaml Abdallá dijo que ''la comunidad internacional ya no admitía “la dureza de la ocupación marroquí, su rechazo a la ley internacional y la ocupación de gran parte de la República Saharaui, país miembro de la Unión Africana y reconocida por más de 80 países de todo el mundo", concluyó.

Actualmente la postura de Marruecos es ofrecer un estatus de provincia autónoma al Sáhara Occidental mientras que el Frente Polisario defiende la realización del referéndum. La causa saharaui ha quedado prisionera de la geopolítica.

Fuente: Agencias.