.

ÚLTIMA HORA | Multitudinarias protestas en Marruecos a favor de la democracia.

Alhuceimas, Marruecos, EP, 29/10/2016 - El Confidencial Saharaui.


  • La muerte de un vendedor de pescado marroquí anoche en Alhucemas, Marruecos, aplastado dentro de un camión de basura por la policía, en el que se metió para protestar contra la confiscación de su mercancía, ha causado indignación social en la ciudad. 


Según informó el activista Jaled Zaituni, director de la página web local altpresse.com, cientos de personas se congregaron este sábado ante el Tribunal de Primera Instancia de Alhucemas para protestar contra lo ocurrido. Esta sentada fue precedida por otra protesta de solidaridad con la víctima organizada por decenas de conductores de taxis, que reclamaron la apertura de una investigación.

Zaituni añadió que varios habitantes de Imzuren y Ait Yusef Uali, dos localidades contiguas a Alhucemas, salieron en las primeras horas de este sábado a la calle para expresar su indignación por este incidente. Por otra parte, el fiscal del rey del Tribunal de Apelación de Alhucemas ordenó la apertura de una investigación para "determinar las causas de la muerte del vendedor de pescado y establecer responsabilidades", según informó la Fiscalía en un comunicado recogido por la agencia marroquí MAP. 



La misma fuente añadió que el camión de basura estaba "destrozando una cantidad de pescado prohibido para la pesca", que fue confiscado por los servicios de seguridad bajo instrucciones del fiscal general competente.

Los hechos ocurrieron en la noche del viernes a sábado cuando el fallecido transportaba varias toneladas de pez espada, que está prohibido a pescar en estas fechas, antes de que fuese registrado por los servicios de seguridad y portuarios, que se incautaron de su mercancía.

Las autoridades ordenaron más tarde la destrucción de esta mercancía, que arrojaron en un camión de basura. Como acto de protesta, el vendedor del pescado se tiró en el interior del contenedor cuando la prensa del vehículo estaba en marcha. Este incidente ha sido ampliamente difundido por los medios marroquíes y las redes sociales del país.