.

Presos políticos saharauis denuncian torturas y represión en las cárceles marroquíes.


  • Los presos políticos saharauis del Centro de Detención de El Aarjat, en Marruecos, denuncian haber sufrido diferentes tipos de tortura por carceleros marroquíes.


Los 11 presos políticos saharauis encerrados en las cárceles marroquíes, el grupo "Gdeim Izik", han denunciado malos tratos y represiones por parte de las autoridades marroquíes, según informó hoy SPS.


La agencia oficial saharaui de noticias SPS ha explicado que "los presos políticos saharauis están siendo sometidos a la tortura y malos tratos desde su detención ilegal por las fuerzas de ocupación marroquíes. Varios de ellos son objeto de humillaciones, violaciones e incluso amenazas de muerte".

Los presos políticos saharauis manifiestan su enérgica condena ante "el trato vejatorio, la tortura, la represión, la humillación y hasta las amenazas de muerte que están sufriendo en las cárceles marroquíes.

Los presos saharauis se quejan también de la carencia de “los medicamentos más elementales", y del hecho de que los oficiales marroquíes los obligan a dormir temprano y luego asaltan sus celdas en medio de la noche bajo pretexto de inspecciones.

Varias organizaciones internacionales han denunciado la política de la 'solución judicial' que las autoridades de ocupación marroquí aplican deliberadamente, en un intento de acallar la voz de los saharauis que luchan para la recuperación de sus legítimo derechos.

Las detenciones de "Gdeim Izik" se remontan a octubre de 2010, cuando la Policía marroquí desmanteló por la fuerza lo que se conoció como el Campamento de la Dignidad, el campamentos de Gdeim Izik, a las afueras de la capital El Aaiún, donde cerca de 30 mil mujeres y hombres saharauis se concentraron reclamando el respeto de sus derechos y libertades fundamentales. Cinco saharauis asesinados, entre ellos un menor de edad, y un total de 25 activistas fueron condenados.