.

Inundaciones en los territorios ocupados tras virulentas lluvias y las autoridades marroquíes no auxilian a los afectados.


Las fuertes lluvias que han afectado durante los últimos días a varias regiones del Sáhara Liberado han causado también inundaciones en varios puntos de los territorios saharauis ocupados, parte de los cuales se han quedado sin refugio. 

Imagen de archivo. 

El mal tiempo azota al Sáhara Occidental. Smara Ocupado, Territorios Liberados, Bir Mogrein (Mauritania) son estos días víctimas de unas lluvias torrenciales que superan todos los registros. En los territorios liberados próximos a la localidad mauritana de Bir Mogrein nunca había llovido tanto en Octubre desde hace más de 16 años, según informó Equipe Media.

En múltiples localidades saharauis, en el Sáhara Occidental ocupado,  los ríos están totalmente desbordados. Cuatro provincias permanecen en alerta naranja por riesgo de inundación.

Las inundaciones se saldaron con un saharaui desaparecido en la región de Guelta Zamur y varios se quedaron sin refugio.

La carretera que une la capital saharaui ocupada con la ciudad marroquí de Agadir tuvo que ser cerrada a la altura de Guleimin. Otra veintena de carreteras han sufrido cortes.

Los territorios saharauis ocupados por Marruecos se han llevado la peor parte. Varias localidades están literalmente bajo las aguas. Las autoridades marroquíes no han atendido las llamadas de socorro y no han desalojado de sus casas a cientos de personas saharauis que están en riesgo. 

En Guelta Zammur, en la región este del Sáhara Occidental, cerca de la cuarta región militar saharaui, llovió en 24 horas lo equivalente a dos meses de lluvias.
El fenómeno se repite en otros lugares del Sáhara Occidental ocupado y en los territorios liberados. Se prevé que las lluvias sigan cayendo durante los próximos días.

Las zonas más afectadas por las inundaciones son las que se encuentran en los territorios ocupado y siguen esperando una intervención por parte de las autoridades marroquíes que todavía no han hecho nada al respecto.

En cuestión de cinco minutos el nivel del agua pasó de ser nada a un todo un arroyo”, nos dice un ciudadano saharaui desde los territorios ocupados, cerca de Smara. “La corriente era increíble. Es horrible, no podemos entender como ha podido pasar esto, no lo sabemos”.